martes, 25 de junio de 2013

EVE denuncia sabotajes en Orozko donde se realizan trabajos de detección de gas

Desconocidos han causado daños en el material empleado y las personas al frente de la obra fueron agredidas con piedras

   BILBAO, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -
   El EVE ha denunciado los reiterados episodios de sabotajes sufridos durante los últimos días en la zona de Orozko donde se están realizando trabajos de investigación geofísica -reconocimiento del subsuelo- para la exploración de gas convencional. Los daños ocasionados se elevan a 170.000 euros.
   En un comunicado, tras expresar su rotundo rechazo por estos hechos, ha explicado que, desde que a comienzos de junio se iniciaran las intervenciones encaminadas a la exploración del gas natural, las personas trabajadoras en el terreno se han visto "coaccionadas y limitadas" en su ejercicio debido a las presiones mediante lanzamiento de piedras y a los "continuos" sabotajes que ha sufrido el material.
   En concreto ha indicado que los cortes de líneas de conexión, la rotura de cristales y neumáticos de vehículos o el robo de baterías están impidiendo que los trabajadores ejecuten su tarea, lo que ha motivado que la Sociedad Pública de Hidrocarburos se haya visto obligada a reforzar las medidas de seguridad del entorno. Además, durante la noche del jueves, las personas al frente de la obra fueron agredidas con el lanzamiento de piedras.
   El EVE ha mostrado su condena ante lo sucedido y ha hecho un llamamiento a la serenidad y al respeto con los trabajadores, "que no hacen sino una función de investigación y que no son merecedoras del trato que están recibiendo".
   El Ente Vasco de la Energía ha recordado que los trabajos que se están desarrollando en Orozko en el marco del permiso de investigación SAIA, son trabajos de campo que incluyen pruebas sísmicas, es decir, pruebas que mediante medidores colocados en la superficie pueden aportar datos sobre la formación del suelo a grandes profundidades, sin necesidad de realizar sondeos ni perforaciones.
   Para ello, se instalan temporalmente en la superficie del terreno unas sondas conectadas por cable a un laboratorio móvil ubicado en un camión que, con el apoyo de vehículos que disponen de plataforma vibratoria, la hacen vibrar contra el suelo en diferentes puntos de forma que las sondas registran las ondas que rebotan desde las rocas del subsuelo. Esta información permite conocer cuál es la formación de las rocas del subsuelo y su tipo.
   El objetivo de esta investigación es determinar la presencia o ausencia de formaciones calizas que pudieran albergar hidrocarburos, principalmente gas natural de tipo convencional. Para ello, la exploración geofísica constituye un primer escalón en el que se determina la profundidad de una formación de rocas que pudiera albergar hidrocarburos en una estructura geológica anticlinal.
   El EVE ha indicado que, dado que la naturaleza de las rocas objetivo tienen un carácter convencional, no requerirían, en ningún caso, de las técnicas de extracción desarrolladas para formaciones no convencionales y conocida como fractura hidráulica "fracking".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada