sábado, 6 de julio de 2013

El negocio del fracking está en el movimiento de tierras





El economista Manuel Garí, profesor de la Politécnica de Madrid y experto en energía, ofrece en Murcia una conferencia sobre la fractura hidráulica
Lo que apetece después de hablar sobre ‘fracking’ conManuel Garí es tomarse una tila. Para recuperar el ánimo tras sus explicaciones sobre un sistema de extracción de hidrocarburos que este experto en energía define como «muy agresivo desde el punto de vista químico y mecánico», y que además, asegura, «deja yermos los campos». Garí, valenciano de 65 años, dirige en la Universidad Politécnica de Madrid una cátedra sobre trabajo, empresa, medio ambiente y salud después de investigar las relaciones entre economía y ecología durante los últimos 25 años. Afiliado a Izquierda Anticapitalista y socio de Ecologistas en Acción, alertará hoy en Murcia sobre el peligro de la fractura hidráulica para obtener gas pizarra, una técnica rechazada en otras comunidades que se aplicará en la Región si dan resultado positivo las cuatro prospecciones autorizadas en la comarca del Noroeste.
–¿Por qué no al ‘fracking’?
–Porque tiene muchísimos riesgos: contaminación de acuíferos y en superficie, emisiones de gases, gran necesidad de agua e impactos locales, como ruido y movimientos de tierras. Sobre el peligro sísmico seré más prudente. ¿Sabe qué hacen en Estados Unidos con los residuos peligrosos? Vuelven a meter la mierda para dentro por lo caro que resultar gestionar esos residuos altamente contaminantes. Lo cierto es que aún no existe un estudio contrastado que evalúe las consecuencias del ‘fracking’ a medio y largo plazo, aunque a corto ya se ha visto que es muy negativo ambientalmente.
–Las empresas que practican la fractura hidráulica aseguran que esta técnica es inocua.
–Si es así podrían revelar las sustancias que inyectan en el terreno, y también el balance de emisiones. De las 600 sustancias químicas que se mezclan al 2% con un 98% de agua solo se han podido identificar 362 debido al secretismo que imponen las patentes norteamericanas, como si fuera la fórmula de la Coca Cola. Una entidad sin ánimo de lucro ha analizado estos componentes y ha descubierto que el 25% son cancerígenos, el 50% pueden afectar al sistema nervioso y el 40% producen alergias e impactos negativos en la vida acuática. Estamos ante una técnica altamente agresiva, tóxica y misteriosa.
–La Comunidad Autónoma identifica el ‘fracking’ con el progreso. La semana pasada aseguró en la Asamblea que prohibirlo sería «cerrar la puerta al futuro económico».
–El ‘fracking’ es muy poco rentable y escasamente eficiente, tiene una tasa de retorno energético bajísima, de entre 2 y 5. En la extracción de gas convencional y petróleo esa tasa es de 15, en la eólica de 18 y en la solar fotovoltaica es de 7. [La tasa de retorno energética mide la eficacia de un sistema extractivo y se obtiene dividiendo la energía que se recupera entre la que se ha invertido] Y alegar el argumento de la independencia energética es de chiste: en esta minería los trabajos previos son muy dificultosos y se trabaja a ciegas, por eso se puede romper el macizo. Y la estimación para España es de unos 250.000 millones de barriles obtenibles.
–Si es así, ¿por qué correr tanto riesgo apostando por el gas pizarra? ¿Qué beneficios se esperan?
–Nuestros gobernantes no suelen tener una percepción del riesgo, ni tampoco sentido común. Además de que el PP, que gobierna en Murcia, ha participado durante mucho tiempo de las teorías negacionistas del cambio climático. Quizá tengan algún pequeño cálculo fiscal, le hablo de recaudación de impuestos, pero yo creo que el negocio está en el movimiento de tierras, que supondrá muchos millones. Esto está pensado en términos de que algunos van a hacer negocios, y esos algunos suelen ser amigos de los gobernantes.
–¿Y por qué no incentivar las renovables?
–La pregunta del millón. Hay que hacer caja rápido, y un molinillo lo construye cualquiera pero no una central nuclear. El cortoplacismo preside la lógica del gran capital: ande yo caliente y muérase la gente.
 (Publicado en 'La Verdad' el 14 de mayo de 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada