martes, 23 de julio de 2013

Etica y estética


En una entrada anterior del blog, titulada "Sobre la columna El camino del fracking", recibimos un comentario anónimo sobre la actividad profesional actual de uno de los responsables de un informe técnico generado por el Colegio de Ingenieros de Minas. 

Analizada y contrastada la información queremos exponer los siguientes puntos:

- Al igual que un profesional, sea ingeniero, enfermero ó arquitecto lo es desde que se gradúa hasta el fin de sus días. Un profesor universitario, catedrático ó titular de Universidad lo es desde que sale su nombramiento en el BOE hasta que se jubila o renuncia a su plaza. 

- A partir de ese momento es un "ex", sin que en ningún momento menoscabe el prestigio o el reconocimiento que haya cosechado con su labor docente e investigadora.

- D. Fernando Pendás, figura como catedrático de la Universidad de Oviedo, junto a D. Angel Cámara, también catedrático en la Politécnica de Madrid y Decano del Colegio en la zona centro,  así como  Directores y coordinadores  en el documento emitido por el Consejo Superior de Ingenieros de Minas con el título "Gas no convencional en España, una oportunidad de futuro" (Marzo 2013)

- Resulta desconcertante que D. Fernando Pendás se encuentre jubilado de su cátedra de la universidad y que desde Mayo de 2009 detente el cargo de consejero, además de accionista, de Vancast Exploracion SL, empresa que disfruta de varios permisos de exploración sobre gas de esquisto.

Por ello,  ante el escrito de  D. Angel Cámara,   en la columna de el diario El País "El camino del fracking" y que presentaba la siguiente exposición "Por eso, expertos y técnicos debemos participar en el actual debate energético, desde el rigor y la imparcialidad, para ofrecer claridad y respuestas a los ciudadanos...." manifestamos la "intranquilidad" y sensación de "falta de transparencia" que produce el  hacer valer una pasada condición de profesor universitario y no exponer la actividad empresarial actual y asociada a intereses de  la técnica que nos ocupa.

Asimismo, creemos que el diario El Pais y especialmente el defensor del lector está obligado a dar transparencia al tema que previamente se ha ocupado de difundir. 


 Para leer más,





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada