martes, 9 de julio de 2013

Prisioneros en su propia casa






El yacimiento de gas de Groningen está considerado el mayor reservorio de gas natural de Europa. A pesar de venir explotándose durante más de 50 años, la presencia de temblores y terremotos es cada vez más frecuente. El registro, antes de 2011, no superaba los 20 temblores anuales y en la actualidad se viene registrando uno a la semana. Este hecho esta causando alarma en la población que, además de registrar daños en sus viviendas, temen por el dique que les separa del Mar del Norte. El último martes se registró un temblor de 3 en la escala de Richter.

La población teme que sus temores no sean atendidos por el Gobierno debido a los ingresos económicos que le supone esta explotación. 

Tampoco, parecen haber tranquilizado las declaraciones de Chiel Seinen, el portavoz de la Nederlandse Aardolie Maatschappij (NAM), un consorcio de gas incluyendo Royal Dutch Shell Plc y Exxon Mobil Corp, quien admitió que la vida de los habitantes  podría estar en peligro.

"Nunca se puede excluir nada si las personas están en el lugar equivocado en el momento equivocado", dijo a la BBC el mes pasado.

Hasta el 60 por ciento de los 60.000 propietarios de viviendas en la región de Groningen han sufrido daños en sus viviendas y el grupo activista GBB ha manifestado que muchas de estas vivendas se han convetido en propiedades invendibles.

"Muchas personas sienten que se han convertido en prisioneros en sus casas. No pueden vender y por tanto mudarse"

The Telegraph, 8 de julio de 2013
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada