miércoles, 3 de julio de 2013

¿Y Merkel? ¿piensa en verde?


Ya veremos. Está por ver. De momento la federación de cerveceros de Alemania ha enviado,  en el pasado mes de mayo, una carta a seis ministerios, manifestando su preocupación por la posibilidad de contaminación de las aguas subterráneas con las técnicas de fracking. Para ello alegan con la Ley de pureza de 1516, como imperativo legal para mantener la pureza de las mismas.

Es de destacar que Alemania cuenta con un consumo anual de cerveza de 130 litros por habitante, sin contar con el volumen dedicado a la exportación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada