domingo, 20 de octubre de 2013

Costumbres pasiegas: los nataderos


De todos es sabido que la leche ha sido uno de los "productos estrella" de los Valles Pasiegos a lo largo de toda su historia. Hoy todos sabemos qué hacer para mantenerla fresca pero ¿qué se hacía antaño?

Sencillo: los pasiegos construían pequeños "bodegus" o "nataderos" donde se pudiese mantener la leche fresca. Eran edificaciones de piedra y lastra, hechas con los mismos materiales que las cabañas en las que vivían, pero situadas sobre fuentes naturales o pasos de agua para poder meter en su interior los recipientes con la leche a enfriar. Además, dentro de estas construcciones se colocaban varias posaderas (repisas o ventanas ciegas) donde se pudiese dejar la leche ya fría o el queso, lejos de donde pudieran alcanzar los animales.


No solían tener ventanas, sólo una puerta de entrada por la que había que pasar agachados ya que la altura no era excesiva.


Las fotos que os mostramos son de un natadero ya abandonado. Al fondo presentaba donde fuentes donde colocar los recipientes (hoy llenas de lodo y hierbajos) y un par de amplias posaderas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada