martes, 1 de octubre de 2013

Fracking y terremotos: se cierra el círculo.



El estudio de una reciente ola de pequeños sismos en el campo de fracking de Eagle Ford, en Texas, ha sido relacionado con la extracción de grandes volúmenes de líquido (petróleo y agua) en la edición digital de The journal Earth and Planetary Science Letters.

El Dr. Frohlich, co-autor del estudio y director asociado del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas dijo en una entrevista que “al sacar grandes volúmenes de líquidos, los espacios resultantes se ajustan, produciendose desplomes por encima o  alrededor de la zona.

Para leer artículo,

http://www.sciencedirect.com/science/journal/0012821X/379 


Así, si releemos entradas anteriores al blog, podremos entender las  3 vías confirmadas para la producción de sismos en el fracking:

1º.- Sismos asociados al momento de la fracturación hidraúlica, con el inyectado de grandes volúmenes de agua. Se suelen producir un número elevado de microseismos.

2º.- Sismos asociados al inyectado de aguas residuales en pozos inactivos. La onda de presión interacciona con posibles fallas ocultas. Los sismos son más intensos y pueden producirse en el momento o en un tiempo posterior, incluso tardío, a la inyección. Las compañias realizan el inyectado sin estudios previos sobre la existencia de fallas. Un ejemplo de este tipo de sismo, en este caso con gas, sería el proyecto Castor en España, 

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/comarcas/temen-terremotos-mas-intensos-si-vuelven-a-inyectar-gas-en-castor_838419.html 

3º.- Y por ultimo, sismos asociados a un “reajuste” local al extraer grandes volúmenes de líquidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada