miércoles, 9 de octubre de 2013

Un nuevo tipo de terremoto asociado al proyecto Castor



La comunidad científica deberá debatir sobre un nuevo tipo de movimiento sísmico, aún sin catalogar en la literatura especializada. Así, La empresa que gestiona el proyecto Castor asegura que en los movimientos sísmicos inferiores a 3 grados "sí que se ve una relación directa" con la inyección de gas, pero en los superiores a esta magnitud la causa "sería el movimiento de alguna falla", aunque no la de Amposta. 

Hubo informes exhaustivos y el estudio que se hizo sobre la falla de Amposta costó ocho millones de euros y podemos decir que no se ha movido y no esperamos que se mueva en absoluto", ha insistido un portavoz de la compañía.

El hecho de que existan otras 4 fallas en la zona y multitud de otras pequeñas sin cartografiar parece no tener ninguna importancia. De hecho la falla de Amposta podría situarse en el espacio interestelar, más allá de la constelación de Orión , con lo que nunca podría haber  ningún tipo de interacción.

Este tipo de terremotos, además del término ya conocido de " inducido" , podría reconocerse en el futuro como  "selectivo" y el método de reconocimiento sería el siguiente, 



Una vez dispuesta la relación de sismos, se toma un lapicero, de punta fina y a ser posible de color rojo, y se van señalando los terremotos de interés mediante el procedimiento: éste es mío, este no, este sí.....

Sin duda, estamos ante un nuevo método de identificación de sismos que las revistas más especializadas no tardarán en recoger. Y es qué, cuando hay dinero en juego, la imaginación avanza una barbaridad.

Por cierto, habrá que preguntarle al hierático ministro Soria, ¿quién va a pagar los 1400 mill € que ha costado el proyecto?





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada