sábado, 2 de noviembre de 2013

Costumbres pasiegas: La muda




Una costumbre fundamental en la vida del pasiego es una determinada forma de trashumancia debido a que la vida pasiega ha estado siempre muy ligada a la ganadería. 

En esta mudanza, o "muda" como se dice aquí, hasta no hace tantos años, toda la familia se trasladaba de una a otra cabaña con el objetivo de que el ganado tuviese prados nuevos para pacer. Y junto al ganado se trasladaban los enseres, y el resto de animales como gallinas o chones (cerdos). En la primavera, las mudas se hacían hacia los pastos de altura, las branizas, para volver a las zonas más bajas de los valles coincidiendo con el otoño.

Esta trashumancia también ayudaba a marcar el carácter pasiego. Permanecer poco tiempo en cada cabaña implicaba una escasa relación vecinal. La estancia más larga se producía en verano, coincidiendo con la epoca de mayor trabajo ya que había que segar la hierba, recogerla,...

Actualmente la muda se limita a trasladar el ganado únicamente pero es muy común ver como el ganado ocupa la carretera o los caminos, dejando oír sus campanos


Nota. Fotos proporcionadas por G. Pelayo y Posada la Braniza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada