miércoles, 27 de noviembre de 2013

El fracking niega la concesión de hipotecas en EEUU



La rápida expansión de la extracción de gas y petróleo mediante técnicas de fracking, en la costa Este de EEUU está ocasionando más de un "dolor de cabeza" a bancos e instituciones financieras con actividad en los créditos hipotecarios.

Hasta el momento tres instituciones financieras, Tompkins Financial (TMP) de Ithaca, N.Y, Banco Santander de España y  State Employees' Credit Union de Raleigh, N.C se han negado a que en propiedades con hipotecas de sus firmas puedan ser vendidos los derechos de explotación del suelo a compañías energéticas. 

La expansión del fracking afecta a suelos caracterizados por viviendas unifamiliares y fincas de mayor o menor extensión. Si existiera gas o petróleo bajo la propiedad, se podrían vender los derechos de explotación a una empresa energética. A partir de ahora, este hecho puede ocasionar la negación de una hipoteca. 

En el estado de New York, un acuerdo hipotecario en vigor por Fannie Mae y Freddie Mac, corporaciones de créditos hipotecarios y de naturaleza federal, han llegado a " impedir cualquier material peligroso situado en las propiedades y específicamente de petróleo y gas". Asimismo, dicen que ningún propietario podría vender ningún derecho de explotación sin permiso explícito del prestamista y en caso de incumplimiento se podría reclamar la totalidad de la hipoteca. Con esta medida evitan la podibilidad de que "el prestatario realice cualquier acción que pueda causar el deterioro, daño o disminución en el valor de la propiedad en cuestión."

Con estas medidas los bancos estarían en un aprieto ya que en ningún caso querrían ver sus balances con multitud de propiedades embargadas.

Analistas bancarios defienden que la instalación de una extracción de gas o petróleo en una propiedad no sólo devaluaría el valor de la misma sino que también afectaría a propiedades colindantes. Además, el fracking podría tener otros efectos negativos, la contaminación de pozos y fuentes de agua dulce podría dejar a las propiedades sin el acceso a un agua segura. En este caso la depreciación de la propiedad sería máxima.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada