sábado, 14 de junio de 2014

El auge de esquisto en EE.UU. ha terminado, una revolución energéticaes necesaria para evitar apagones



Funcionarios del Reino Unido han afirmado que Gran Bretaña necesita el fracking para que la industria 'prospere' y 'que la economía crezca ". El aumento de los datos desafía estas afirmaciones. Fotografía: Brennan Linsley / AP



Publicado en The Guardian
6 de Junio de 2014


Por Dr. Nafeez Ahmed

El autor es académico y periodista especializado en seguridad intenacional. Es autor de A User´s Guide to the Crisis of Civilisation: And How to Save entre otros libros. Puedes seguirlo en Twitter @ nafeezahmed




La vigilancia mundial sobre la energía confirma que  'se acabó la fiesta' - reduce las proyecciones de producción de los Estados Unidos y exige inversiones urgentes.




Odio decir ya lo dije, pero ...
 
En 2012, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) preveía que los EE.UU. superarían a Arabia Saudita en la producción de petróleo gracias al auge del esquisto en el año 2020, llegando a ser un exportador neto en 2030. El pronóstico fue visto por muchos como una prueba decisiva de la renovación de la era del petróleo, mientras que las informaciones de los detractores fueron, en el mejor de los casos omitidas, y en el peor, ridiculizadas.
 
Entre mis muchos informes que exponían las falacias geológicas y económicas detrás de la narración del auge de shale está éste , éste , éste y éste .
 
Incluso aquí en el Guardian, un titular declaró que el informe de la AIE mostraba que " las llamas habían subido con la idea del cenit del petróleo. "
 
Pero la última evaluación de la AIE ha demostrado que los detractores tenían razón todo el tiempo. La agencia World Investment Energy Outlook dió a conocer esta semana que la producción de petróleo apretado en EE.UU: - que se basa en gran parte en el campo de Bakken en Dakota del Norte y el Ford Eagle en Tejas - llegará a su máximo  alrededor del año 2020 para empezar a disminuir.
 
El nuevo análisis pone fin al " suministro de 100 años ", un mito ampliamente promulgado por la industria, y se acerca a la evaluación más escéptica de un pico de la hermeticidad de EE.UU. dentro de esta década.
 
El informe de la AIE dice:
 
"... La producción de  América del Norte alcanzará la meseta [2020] y luego caerá a partir de mediados de la década de 2020 en adelante."
 
El déficit hará que los EE.UU. y los países de Europa que buscaban importar desde los Estados Unidos, sean cada vez más dependiente de los suministros de Oriente Medio:
 
"Sin embargo, existe el riesgo de que la inversión en Oriente Medio no llegue a tiempo para evitar un déficit en el suministro, debido a un clima incierto de inversión en algunos países y a la prioridad otorgada al gasto en otras áreas."
 
La AIE señaló que a raíz de la primavera árabe, los estados petroleros del Medio Oriente están sintiendo la presión de tener que desviar subsidios masivos que mantienen la producción de petróleo en más gasto social para aliviar la inestabilidad. Si no lo hacen, podrían ser derrocados.
 
Estos países van por $ 800 mil millones de los ingresos petroleros anuales en subsidios a la energía - y si no logran cubrir el déficit previsto por la caída post-pico en EE.UU., en 2025 el costo promedio del barril de petróleo podría subir hasta 15 $.
 
Este mes de marzo, cuando abordé sobre el peligro de un choque petrolero inminente , se me dijo en confianza por un portavoz del Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido, que no había riesgo de que se vaya la luz- la política energética del Reino Unido se habría ordenado.
 
Ahora el economista jefe de la AIE Fatih Birol dice:
 
"En Europa nos encontramos ante el riesgo de que las luces se apaguen. Esto no es una broma."
 
Necesitamos 48 billones $ en nuevas inversiones para mantener la luz encendida -y está mucho menos claro que con una inversión en petróleo y gas no convencional cada vez más cara no se vaya a cortar, sin un serio impacto en la economía global.
 
Actualmente, el informe de la AIE revela que más del 80% de la inversión petrolera se va a hacer en campos agotados, donde la producción está en declive. La agencia también llama a la subida de las inversiones en energías renovables y aumentar la eficiencia, junto con la reforma regulatoria para incentivar las inversiones, como parte del paquete.
 
Mientras que el imperio de los combustibles fósiles se está desmoronando, el sector de las energías renovables ha recibido el 60% de la inversión total para plantas de energía entre 2000-2012.
 
Los que esperan que las actividades bancarias en los combustibles fósiles resuelvan nuestros problemas energéticos y económicos deben hacer un balance - que no es la respuesta. El tiempo para un supuesto acomodo ya pasó. 


Para acceder al artículo, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada