lunes, 30 de junio de 2014

¿Existe el tercer hombre en el fracking?





Un impactante informe de investigación ha revelado que los empleados de salud del estado de Pennsylvania pueden haber agravado el peligro de la perforación en el campo Marcellus Shale, al negarse sistemáticamente a responder a las preocupaciones de los residentes respecto al tema.

Un ex empleado del Departamento de Salud comentó  que le ordenaron no devolver las llamadas telefónicas de residentes que expresaran su preocupación acerca de la perforación de gas natural, según informó NPR en su serie Impacto Estado.

"De forma clara, no se nos permitió hablar con ellos", declaró  Tammi Stuck, que trabajó en salud pública como enfermera del Condado de Fayette durante casi 40 años.

Otro jubilado del departamento, Marshall P. Deasy III, confirmó la acusación de Stuck. Dijo que la perforación fue el único problema de salud pública, que recuerda en sus 20 años en el departamento, en el que los funcionarios han tenido que mantener silencio.

Stuck dijo que se le dio una lista,  hace tres años, de las palabras que, de ser pronunciada por los residentes, debía  ser motivo suficiente para poner fin a la conversación o derivarla a un supervisor.

"Había una lista de palabras clave que habíamos conseguido", dijo Stuck. "Había algunas más obvias, como fracking , gas, contaminación del suelo. Había probablemente de 15 a 20 palabras y frases cortas que estaban en esta lista.

"Si alguien del público llamaba y esas palabras eran parte de la conversación, no se nos permitía hablar con ellos."

Deasy agregó que el desarrollo del gas natural se consideraba "tabú" en su oficina de Harrisburg y que los empleados no hablaban abiertamente sobre el tema.

Los dos empleados también recordaron una reunión pública en la que un consultor del departamento respondió a la pregunta de un residente sobre la perforación. Poco después, el departamento instituyó una política que exigía  que los empleados y consultores necesitaran obtener el permiso de la oficina de la directora  de Salud de la Comunidad en Harrisburg para hablar con los residentes.

El ex secretario de Salud, Eli Avila,  dijo que no tenía conocimiento de una lista de palabras clave, pero admitió que los subsecretarios del departamento o desde la oficina del gobernador podrían haber creado y distribuido una lista de este tipo entre los empleados sin su conocimiento.





Para acceder a la noticia, 


Para leer más, 












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada