lunes, 18 de agosto de 2014

El Gobierno escocés desafía a Westminster con el fracking







Por Ilona Amos


Publicado en The Scotsman


15 de agosto de 2014


La independencia de Escocia: el Ministro de energía escocés se ha opuesto a los planes "entusiastas" del gobierno del Reino Unido de eliminar el derecho de los escoceses a oponerse al fracking debajo de sus casas.

Las propuestas del Departamento de Energía y Cambio Climático (DECC) del Reino Unido permitirán a las empresas perforar en busca de petróleo y gas no convencional por debajo de las zonas residenciales sin negociar previamente los derechos de acceso.

Los nuevos poderes darán derecho automático a las empresas para acceder a perforar a profundidades mayores de de 300 metros.

Fergus Ewing dijo que los poderes sobre este tema deben estar en Holyrood  y no en Westminster,  así los escoceses tendrán el poder para examinar las cuestiones sobre el petróleo y gas no convencional de forma que se considere "la evidencia de forma prudente”.

"Todas las decisiones tomadas al respecto deben tomarse por el pueblo de Escocia, a través del parlamento y el gobierno que eligieron", declaró.

"Nos oponemos a las propuestas del gobierno del Reino Unido para eliminar el derecho de los dueños de casas escocesas para oponerse a la perforación en sus hogares. Fundamentalmente, es un problema que afecta a los derechos de propiedad de la tierra.

"El enfoque entusiasta del gobierno del Reino Unido sobre todo el tema del petróleo y gas no convencional, y a menudo sin ningún tipo de consulta con el Gobierno escocés, contrasta con nuestro enfoque."

El fracking o fractura hidráulica, es el polémico proceso de extracción de gas y petróleo de esquisto mediante la inyección de una mezcla de agua y productos químicos a alta presión en los pozos perforados profundamente en la tierra.

La técnica sólo se utilizaría a una profundidad de 1,5 kilometros o mayor.

Los defensores del medio ambiente han dado la bienvenida a la objeción, que dicen que envía un "mensaje muy claro" a la industria del fracking y "pone palos en las ruedas" en la unidad del gobierno del Reino Unido para maximizar el potencial de petróleo y gas no convencional.

El director de Amigos de la Tierra de Escocia, Dr. Richard Dixon, declaró: "Estamos encantados de que el Gobierno escocés diga que no al Gobierno del Reino Unido sobre eliminar los derechos de las personas para detener, o incluso ser informados, sobre el fracking debajo de sus casas.

"El Gobierno del Reino Unido está cayendo sobre sí mismo para obtener el avance del fracking - todo el crédito a los ministros por tener más respeto por las comunidades escocesas.

"Un enfoque más prudente del Gobierno escocés para la extracción de gas no convencional es una buena noticia para el pueblo de Escocia y una mala noticia para todos los operadores que esperan hacer dinero rápido antes de que estalle la burbuja del esquisto."

Y agregó: "Este es un mensaje muy claro a la industria del fracking, que Escocia es un lugar donde va a ser mucho más difícil hacer negocios."

Las comunidades afectadas recibirían un pago único de £ 20.000 por para cada pozo horizontal de más de 200 metros de longitud.

Una consulta de tres meses sobre las propuestas fue promovida en mayo por Michael Fallon, el entonces ministro de negocios y de energía del Reino Unido.

Él dijo: "Estas propuestas permiten el desarrollo del esquisto y de la geotérmica al tiempo que ofrecen un trato justo para las comunidades a cambio del acceso subterráneo a una profundidad tan importante que no tendrá ningún impacto negativo para los propietarios de tierras."

La nueva Política Territorial escocesa anunció en junio que presenta cinco nuevas medidas relacionadas con el  fracking - incluyendo la necesidad de garantías de que las personas y el medio ambiente deban ser protegidos, y que los operadores estén obligados a consultar a las comunidades sobre sus propuestas.

Una revisión independiente de la evidencia científica sobre el petróleo y gas no convencional fue publicado el mes pasado. Encargado por el Gobierno escocés, el informe pone de relieve una serie de cuestiones que requieren mayor investigación. Se propone un mayor endurecimiento del proceso regulatorio.

"Sea cual sea su punto de vista sobre el tema del petróleo y gas no convencional - está claro que hay oportunidades y preocupaciones - no es sólo el tema de que el pueblo de Escocia pueden decidir en Escocia", añadió el Sr. Ewing.

"Eso es tomar el poder para hacer frente a este problema lejos de Westminster, y que sólo se puede hacer con los poderes de la independencia."




Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada