lunes, 4 de agosto de 2014

El nuevo presidente de la Agencia de Medio Ambiente de UK tiene vínculos con el fracking








Publicado en The guardian


Por Rowena Mason



Sir Philip Dilley fue anteriormente presidente de la firma de ingeniería que realizó los informes ambientales sobre el fracking para la empresa Cuadrilla



El gobierno ha sido criticado por el nombramiento por David Cameron, de un ex asesor de negocios y que ha tenido vínculos empresariales para la industria del fracking como el nuevo presidente de la Agencia de Medio Ambiente .
 
Sir Philip Dilley, quien trabajará tres días a la semana con un salario de £ 100.000, fue hasta abril, el presidente de Arup, una firma de ingeniería que se ha empleado en redactar informes ambientales sobre el fracking para Cuadrilla - la empresa que tiene la esperanza de convertirse en la primera en explotar los recursos de gas de esquisto de Gran Bretaña. Philip Dilley asumirá su nuevo cargo en septiembre.
 
Arup, una compañía propiedad de los empleados, cuya web todavía enumera a Dilley como fideicomisario, ha donado dinero para el grupo parlamentario de todos los partidos en el petróleo no convencional y gas y es miembro asociado de la organización fundada para "debatir y explorar el potencial de desarrollo" de tales reservas en Gran Bretaña. Dilley, que fue nombrado caballero (Sir) por sus servicios prestados a la ingeniería el mes pasado, también trabajó durante al menos dos años en el grupo asesor de negocios de Cameron, que le dio, "el asesoramiento regular de alto nivel para el primer ministro en temas críticos, económicos y empresariales, a los que se enfrenta el país" según su CV .
 
La Agencia de Medio Ambiente tendrá la responsabilidad de otorgar los permisos para fracking en el Reino Unido como parte de la prometida "revolución" de la coalición con el esquisto. Mientras que Cameron ha señalado que cree que podría ayudar a reducir las facturas de la energía, los grupos ecologistas y activistas locales han protestado sobre posibles daños al paisaje, el daño al medio ambiente y las emisiones de gases de efecto invernadero.
 
Cameron fue criticado por permitir el nombramiento del Tory donante Andrew Sells como presidente de Natural England, el organismo gubernamental encargado de promover el acceso rural. Sells, un banquero de inversión de capital y de riesgo que describió sus donaciones como "de mucho dinero", fue aprobada el año pasado por los diputados para dirigir la asesoría legal del gobierno en el medio ambiente natural.


Ricos donantes conservadores como Theodore Agnew y David Ross se consideran como contendientes para convertirse en el próximo presidente de Ofsted.
 
La elección de Dilley para dirigir la Agencia de Medio Ambiente es muy diferente a la de Lord Smith de Finsbury, el ex ministro de Trabajo del gabinete, que luchó contra los efectos de los recortes presupuestarios cuando el ministerio fue criticado por su manejo de las inundaciones en Navidad.
 
El nombramiento de Dilley fue aprobado por la Cámara de los Comunes en un ambiente selecto del comité, la semana pasada. Su única preocupación era preguntar por qué el gobierno "considera necesario, durante el período de contratación, extender el compromiso de tiempo requerido de dos días a la semana a dos o tres días a la semana, y elevar el salario ofrecido  de £ 60.632 a £ 100000 ".
 
Caroline Lucas, la diputada verde de Brighton que fue arrestada el año pasado durante las protestas por el fracking, dijo que era "insostenible" para Dilley poder desempeñar el papel cuando su antigua compañía está tan claramente vinculaa con el apoyo a la industria del gas de esquisto.
 
"Cuando tienes un problema tan sensible como fracking, el público tiene que tener verdadera confianza en la independencia de las personas que toman decisiones sobre la concesión de licencias y así sucesivamente", dijo Lucas.
 
"Incluso si el Sr. Dilley se compromete a ser tan independiente como le gustaría, como estoy segura de que no, no obstante las preguntas todavía están por llegar. Parece que el público no va a ser capaz de tener plena confianza en su papel dado el trasfondo que tiene. Es un insulto designar a alguien para este puesto que está tan claramente relacionado con el apoyo a la industria del gas de esquisto. Creo que es una posición insostenible cuando el sentimiento público es tan grande y la controversia es tan habitual. Creo que le convierte en alguien muy difícil de ser percibido como el árbitro independiente que uno esperaría de la Agencia de Medio Ambiente ".
 
Un portavoz declaró: "Philip Dilley fue reclutado en una competencia justa y abierta. Es un excelente candidato y estamos seguros de su capacidad para cumplir con el papel del cargo”. 



Para acceder al artículo, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada