martes, 30 de septiembre de 2014

Datos dudosos: los registros defectuosos del DEP revuelven la desconfianza en la perforación









Publicado en Post-gazette
Por Consejo de Redacción
28 de septiembre de 2014




La perforación de gas natural en el campo de pizarra de Marcellus está utilizando el método conocido como fracking y ha sido sin duda, tanto la mayor oportunidad económica para Pennsylvania en los últimos años, como la mayor preocupación de sus habitantes

El Post-Gazette cree que la perforación puede traer grandes beneficios si se regula adecuadamente para proteger el medio ambiente. Para establecer la confianza pública en este proceso, la administración Corbett debe inspeccionar los sitios de perforación de manera competente y difundir la información de manera eficiente. Ese desafío se está cumpliendo sólo parcialmente. Si bien los inspectores parecen estar haciendo lo mejor que pueden su trabajo, a pesar de las afirmaciones de que no hay suficientes de ellos, la información que el Estado mantiene sobre las empresas es incompleta e inexacta, como informó Sean Hamill del Post-Gazette en una serie de historias.
 
Su investigación ha requerido mucho tiempo, que incluyó peticiones de presentación de los datos en virtud del derecho del Estado al acceso a la información, que fue más allá del alcance de la capacidad de la mayoría de los ciudadanos a buscar información útil de los derrames y del rendimiento perforador. Desafortunadamente, la información reunida por el Estado es demasiado imperfecta para ser útil a nadie.
 
Como nuestro reportero escribió el domingo pasado, el Departamento de Protección del Medio Ambiente reconoce que su web de Informe de Cumplimientos - portal público sobre las operaciones de perforación – está presentado con error. De hecho, es imposible obtener una imagen precisa de cómo se regula la perforación.
 
Post-Gazette comparó los registros en papel para cada incidente en el campo de pizarra de Marcelo que implican una multa con aquellos en on-line en el Informe de Cumplimiento. De 568 incidentes de este tipo, sólo 380 fueron listados on-line y en 48 de ellos se oscureció por lo menos una violación porque se utilizó un código genérico, en 44 casos se utilizó un código incorrecto y en 102 casos al menos una violación fue completamente omitida. En total, se retiraron 256 violaciones.
 
Uno de los problemas es que el sistema en línea no presenta todos los códigos que se registran en el papel. El DEP está trabajando para arreglar el sistema, pero Pensilvania está en el sexto año del boom de la pizarra de Marcellus y aún la transparencia es un banco de niebla.
 
El sistema es una verguenza de caos. Con razón la gente desconfía del fracking y de su regulación.

 



 


Para acceder a la noticia, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada