jueves, 11 de septiembre de 2014

El fracking es un tema tóxico para las bases del partido Conservador



David Cameron y George Osborne en sede parlametaria





Por John Vidal
Publicado en the guardian
8 de septiembre de 2014



Desde los campamentos de protesta hasta las reuniones realizadas en el ayuntamiento- , el gas de esquisto y el fracking es un tema importante para la seguridad de los escaños Tory



Cuando el concejal de la parroquia, Chris Hesketh, se ofreció para formar un grupo local para oponerse a los planes de perforar en busca de gas, en el norte de Shropshire, no estaba seguro de cómo respondería la gente. La circunscripción rural, llevada por el ex secretario de Medio Ambiente Owen Paterson , es la sede Tory más segura del país y rara vez, en 175 años, ha habido una oposición firme para conseguir el escaño.
 
En el evento, más de 300 personas llenaron la sala de fiestas, un empresario local se comprometió a correr como candidato anti-fracking en las próximas elecciones, y se creó un campamento de protesta. Un récord de 481 objeciones se han realizado en contra de los planes de perforación.
 
"La respuesta fue eléctrica. Una bola de nieve que creció de un interés mínimo a más del 50% de las personas de la zona que quieran participar", dijo Hesketh.
 
Frack Free de Dudlestone es conocido entre los 160 grupos anti-fracking que se han multiplicado en el último año. El miedo sobre el efecto en los precios de las casas, la ira sobre la potencial contaminación y la alteración en las comunidades, y la inquietud a que se les permitirá a las compañías perforar debajo de sus propiedades sin pedir permiso ha hecho del fracking un problema tóxico entre las bases Tory.
 
La investigación realizada por The Guardian y Greenpeace sugiere que más de 120 diputados conservadores se enfrentan a grupos de protesta en sus circunscripciones. De los 40 escaños clave identificados en la estrategia electoral del partido, 31 están en en las zonas donde la perforación exploratoria está a punto de comenzar o se ha permitido. Sólo siete miembros del gabinete no se verán afectados. De los 160 grupos de protesta, el 70% se encuentra en zonas Tory, y sólo el 15% en las zonas laboristas. El resto de los grupos cubren varios asientos.
 
"El número de grupos anti-fracking en la comunidad se ha disparado en el último año. Había más o menos 40 grupos en esta época el año pasado, ahora hay más de 160 con unos 10 grupos nuevos que se crean cada mes", dijo Sarah Mackie, activista de Frack Off.
 
"La gente está muy enojada. Pueden ver la devastación causada por la industria en los EE.UU., donde se han perforado 100.000 de estos pozos en la última década y ahora encuentran que su comunidad se enfrenta a la misma amenaza"
 
El gobierno dice que el fracking aumentará la seguridad de la energía  y proporcionará valiosos ingresos tributarios para el fisco. Pero esto no parece haber convencido a muchas personas que se enfrentan a la perspectiva de ver las plataformas de perforación cerca de sus hogares.
 
"Cuando se anunciaron las nuevas licencias, un montón de gente empezó a despertar y a darse cuenta de que el fracking podría llegar a su puerta el próximo año con los consiguientes trastornos, los efectos tóxicos y los impactos masivos en el valor de la vivienda, y la disponibilidad y el costo asociado del seguro con la industria del fracking por todas partes. Este problema tiene el potencial de generar una masiva oposición local ", dijo Anne Patterson, de Gasfield Free Coventry, y agregó que el distrito electoral Tory de North Warwickshire podría ser vulnerable.
 
Algunos parlamentarios conservadores están pidiendo un replanteamiento. El ex ministro Nick Herbert se opone a los intentos de Celtique Energie de`frackear´ en su distrito electoral de Arundel. "West Sussex no es Texas. No puede convertirse sin ningún cuidado el paisaje en un lugar industrializado. [La empresa] no proporcionó información precisa sobre el tráfico de camiones para aliviar la mayor preocupación de la comunidad.
 
"Objetores del cambio, tildan a su presidente ejecutivo como" egoísta y antipatriótica ". La industria del petróleo y el gas no podría haber deseado un defensor peor para sus aplicaciones más tempranas de fracking ", escribió en un periódico local el mes pasado.
 
Jefes del consejo Tory han dicho que van a oponerse al fracking en los esquistos ricos de Tatton circunscripción del George Osborne . El Consejo de Cheshire East, que cubre la mayoría de Tatton, ha declarado que seguirá manteniendo la postura, mientras que Mike Jones, el líder de Cheshire West y el consejo de Chester, que cubre el resto de la sede, dijo que "no sería" libre-fracking " si para apoyar el "fracking se aumentaban los beneficios en efectivo para las comunidades.
 
El parlamentario Tory Anne McIntosh, que preside el comité de medio ambiente, alimentación y asuntos rurales, dijo: "Se desconoce cuál será el daño a una pequeña isla como la nuestra.  No saben - no tenemos la superficie de América y Australia, donde el fracking tiene lugar. Tenemos que saber que no hay desventajas ambientales en el largo plazo, que el campo no se dañará ".
 
El activista de energía, Simon Clydesdale, de Greenpeace del Reino Unido, dijo que el tema de fracking se había convertido en "políticamente tóxico" y podría costar muy caro a los partidos políticos en las urnas. "El apoyo local del fracking está decayendo. Los antiguos votantes Tory están incandescentes, comparándolo con la poll tax de Thatcher o la guerra de Irak de Blair. Esto tiene el potencial de movilizar a los bastiones conservadores de la misma manera que lo hizo la prohibición de la caza." 




Para acceder a la noticia,

http://www.theguardian.com/environment/2014/sep/08/shale-gas-fracking-conservatives-grassroots 




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada