martes, 25 de noviembre de 2014

El fracking empuja en Gran Bretaña frente a la resistencia del corazón de la nación








Publicado en Star Tribune
Por Nidaa Bakhsh /Bloomberg News
15 de noviembre de 2014


- El gobernante Partido Conservador está alineando a los inversores para poner en marcha, a través del fracking,  franjas de la Gran Bretaña rural y desafiar a la oposición de los pasillos de los pueblos y las casas de campo en su centro político.
 
Gran Bretaña logró este año 95 ofertas para licencias de petróleo y gas en tierra, después de las 60 en la última ronda en el 2008, dijo el ministro de Energía, Mateo Hancock. Celtique Energie, Ineos Group y  otros activistas generadores de ingresos de la Energía se encontraban entre los ofertantes, el interés en la fracturación hidráulica crece incluso después de las protestas que estancaron proyectos anteriores.
 
Esto es el testimonio de la unidad de la coalición conservadora que busca emular el boom del gas de esquisto de los Estados Unidos, del que se beneficiaron los productores, hicieron bajar las facturas de energía y crearon decenas de millonarios de la noche al día.
 
Gran Bretaña ofrece exenciones fiscales a los exploradores y los planes para cambiar las leyes sobre entrada ilegal para permitir la perforación bajo tierra sin el consentimiento del propietario. El ministro de Hacienda, George Osborne, dice que está proponiendo el sistema fiscal más generoso del mundo para la pizarra.
 
"Hay claramente una gran interés en las solicitudes de licencia a pesar de la cobertura negativa de la prensa, las campañas de oposición locales y el medio ambiente", dijo Caroline May, abogado de Norton Rose Fulbright en Londres, que ha asesorado a los operadores estadounidenses que buscan entrar en el mercado británico . "Hay una determinación para ver el éxito del gas de esquisto."
 
En el pueblo de Fernhurst, ubicado en las verdes colinas de West Sussex a 40 millas al suroeste de Londres, Aphra Peard,  de 70 años de edad , no siente nada de todo eso.
 
"Es terriblemente peligroso", dijo Peard en el centro comunitario del pueblo, donde estaba terminando un gorro de lana con su maquina de tejer. "Si tienen éxito, habrá un pozo cada 2 kilómetros. Cada plataforma necesita de 4 hectáreas de una industria pesada con un tráfico que va y que viene. "Los camiones amenazan las casas del pueblo como la de ella,  construída hace 350 años, comentó la Sra Peard.
 
La Autoridad local del Parque Nacional de South Downs, se negó a una solicitud de Celtique, con sede en Londres, que obtuvo una licencia británica en la ronda de licitación anterior, para perforar en un sitio en Fernhurst después de recibir cerca de 5.000 objeciones a sus planes.
 
Michael Pearson, el cuarto vizconde Cowdray, cuya finca acoge la competición para el trofeo más codiciado de polo, se encuentra entre los opositores. Pearson, un budista cuyo bisabuelo encontró petróleo en México en el siglo XIX, ha obtenido una orden de conservación de los robles antiguos que bordean la carretera de acceso.
 
Incluso el diputado conservador de la zona, Andrew Tyrie, escribió al oficial nacional de planificación del parque para expresar sus inquietudes por los lugareños.
 
Celtique, que se asoció con Magellan Petroleum Corp. de los Estados Unidos, dijo el martes que estaba considerando sus opciones para Fernhurst, después de que la empresa presentara un recurso sobre una solicitud rechazada en el asentamiento cercano de Wisborough Green.
 
"Mientras que el gobierno toma medidas aparentemente positivas en apoyo del gas de lutita, tales como la ley de la culpa, la realidad está en la responsabilidad de los exploradores para mostrar al público que el proceso técnicamente funciona y es seguro", dijo Mark Wilson, un analista de petróleo de Jefferies Group en Londres, por teléfono.
 
La alta densidad de población en Gran Bretaña en relación con los EE.UU. y la falta de las leyes de los derechos minerales que enriquecieron a los propietarios estadounidenses hacen que sea más difícil ganarse a las comunidades locales.
 
Resources Cuadrilla, ante las protestas por sus planes de perforar en la aldea de Roseacre y Preston New Road en el noroeste de Inglaterra, está considerando formas de disminuir los camiones que llegan a su proyecto. Se está estudiando el reciclaje de las aguas residuales en el lugar, así como pedir permiso para utilizar rutas alternativas.

El gobierno ve esos esfuerzos y su argumento es que el Reino Unido necesita asegurar el suministro de energía de bajo costo.

"Yo no estoy dispuesto a dejar pasar una oportunidad económica única en una generación," dijo Hancock, un legislador conservador, durante la apertura la Universidad Nacional de Petróleo y Gas en tierra, el pasado viernes. "El gas de esquisto es una enorme oportunidad para el Reino Unido y simplemente no podemos darnos el lujo de perderla."





Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada