sábado, 15 de noviembre de 2014

Un trabajador de Halliburton muerto y otros dos heridos graves en accidente de fracking en Colorado (EE.UU)








Está confirmada la muerte de un hombre y de dos heridos de gravedad en un accidente sucedido durante la preparación de un inyectado de agua para maniobras de fractura hidráulica al suroeste del condado de Weld.

Según, The Tribune, la víctima mortal sería Matthew Smitd, de 36 años, natural de Brighton. De los dos heridos graves, Thomas Sedlmayr, de 48 años, fue trasladado en helicóptero al Denver Health, y Grant Casey, de 28 años, fue trasladado en ambulancia al Centro Médico de las Rocosas en Loveland, según confirmó la Oficina del Sheriff del condado de Weld.

Todas la víctimas eran operarios de la compañía Halliburton que había sido contratada por la Anadarko Petroleum Corporation para realizar las labores de fractura hidráulica o fracking. Las labores de fractura no se habían iniciado cuando reventó una de las vías agua empleada en las labores de fractura.

Los operarios estaban tratando de calentar la línea de agua a alta presión, que presentaba el tubo congelado, cuando sucedió el accidente.  Según, The Guardian, que refirió a Bob Kleyla, del Servicio Metereológico Nacional, en el momento del suceso, a las 9:30 h,  la temperatura ambiental era de 0ºC, por la noche la temperatura había tenido un registro de -5º C y en otros lugares de Colorado , como en el Aeropuerto Internacional de Denver, se habían registrado -14ºC.

El trabajador muerto, Matthew Smitd, fue golpeado con un chorro a presión que pudo causarle la muerte inmediata. Se estima una presión del agua en el momento del impacto de de 3.500 a 4.500 psi. Comparativamente, según Duane McDonald, jefe del Departamento de Bomberos de Greeley, la presión típica de una manguera del cuerpo de bomberos es de 50 a 100 psi.

Se ha abierto una investigación sobre los hechos para confirmar si el accidente se produjo por una manipulación incorrecta por parte de los operarios o por otras causas todavía por establecer.

Halliburton hizo un comunicado de pésame por el trabajador muerto y los otros dos heridos pero se negó a facilitar cualquier otra información por respeto a las familias.

Después del accidente, Anadarko cerró todas las líneas de fracking en la zona como medida de seguridad.

Tres inspectores de la Administración de Salud y Seguridad en el Trabajo llegaron al lugar del accidente para iniciar una investigación y determinar las causas. Herb Gibson, director de área, confirmó que no había registro de anteriores víctimas mortales en el enclave explotado por Anadarko.


"Definitivamente es una industria peligrosa," dijo Gibson.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada