lunes, 22 de diciembre de 2014

Obama cita los riesgos para la pesca del salmón en la prohibición para perforar en la bahía de Bristol, en Alaska







Publicado en The Washington Post
Por Joby Warrick
16 de diciembre de 2014



El Presidente Obama declaró el martes que una gran franja de la costa suroeste de Alaska quedara fuera de los  límites para la extracción de petróleo y gas, diciendo que el desarrollo energético de la región podría poner en peligro el medio ambiente y una actividad tan vital como la pesca.
 
Obama anunció la prohibición para la  perforación en la Bahía de Bristol en Alaska con un comunicado grabado en vídeo en la Oficina Oval, denominando al casi virgen tramo de costa de 250 kilómetros de longitud, "uno de los grandes recursos naturales de América."
 
"Es una hermosa maravilla natural y algo demasiado precioso como para simplemente disponerlo para el mejor postor", dijo Obama.
 
La decisión significa que las aguas federales de la bahía se mantendrán permanentemente fuera de los límites para la exploración de petróleo y gas, continuando una política de facto que ha estado en vigor desde hace varios años. Mientras se esperaba el anuncio del presidente, se revindicaba por una coalición de pescadores comerciales y deportivos, por ecologistas y algunos grupos nativos de Alaska que se han opuesto desde hace mucho tiempo al desarrollo de la energía en la zona.
 
Reconocida como una de las pesquerías más productivas del mundo, la bahía soporta más del 40 por ciento de salmón rojo salvaje mundial.
 
"Esta acción garantiza que la bahía de Bristol permanecerá como cesta de pescado de los Estados Unidos para las generaciones venideras y virgen de la actividad industrial adicional y protegida para el beneficio de los habitantes de Alaska y todos los estadounidenses", dijo Michael Conathan, director de política oceánica para el Center for American Progress, un “think tank” de Washington.
 
La decisión pendiente sobre si permitir la minería en una zona deshabitada del interior cerca de la bahía, no afecta directamente a la administración de Obama. La EPA está considerando la posibilidad de prohibir preventivamente la extracción de minerales en la región, lo que podría dar un golpe fatal de la mina propuesta Pebble. Si se desarrolla, sería una de las mayores minas del mundo para el oro, el cobre y el molibdeno.
 
Los ecologistas y los outdoorsmen han presionado a la administración para prohibir tanto la minería como el desarrollo de energía, diciendo que el riesgo para el salmón y otras especies silvestres sería inaceptable. La mina propuesta estaría cerca de la cabecera de varios arroyos donde desova del salmón.

Chris Wood, presidente de Trout Unlimited, elogió a la Casa Blanca por el movimiento para proteger una importante pesquería que es fundamental para la economía de la región, señalando que el salmón por sí solo representan alrededor de $ 12.000 millones en la producción económica de la región cada año, así como más de 14.000 puestos de trabajo. Llamó a la prohibición de la extracción de petróleo "es el primer paso en lo que debería ser un proceso de dos pasos."
 
"Ahora es el momento de resolver los litigios pendientes y terminar el trabajo de proteger las zona de pesca del salmón más prolífica del mundo", dijo.
 
La Senadora Lisa Murkowski (R-Alaska), una firme partidaria del desarrollo energético en Alaska, dijo que no se opondría a la decisión de la Casa Blanca "en este momento."
 
"Creo que todos reconocemos que estas son algunas de las aguas de pesca más ricas de nuestro estado", dijo Murkowski en un comunicado difundido por su oficina. "Lo que no entiendo es por qué esta decisión no podría hacerse en el marco del próximo plan de la administración para el arrendamiento en alta mar - o, al menos, anunciarlo al mismo tiempo.
 
"No estamos pidiendo producir [de petróleo y gas] en todas partes - pero en este momento, no se nos permite producir en ningún sitio", dijo.


 

Para acceder a la noticia,
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada