martes, 13 de enero de 2015

Jeremy Leggett: Por lo menos una importante compañía petrolera dará la espalda a los combustibles fósiles



Jeremy Leggett: 'Una de las compañías petroleras romperá filas y esta vez se quedará. " Fotografía: Linda Nylind para The Guardian






Publicado en The Guardian
Por Terry Macalister
11 de enero de 2014

El científico y ex asesor de la industria, advierte sobre la caída del precio de las materias primas y los crecientes costos de los proyectos de energía de riesgo

El desplome del precio del petróleo, junto con la creciente preocupación por el calentamiento global va a animar al menos a una de las principales compañías petroleras a dar la espalda a los combustibles fósiles en un futuro cercano, predice un científico galardonado y ex asesor de la industria.

El Dr. Jeremy Leggett, que ha mantenido reuniones sobre el cambio climático con los altos ejecutivos de las compañías petroleras durante más de 25 años, dice que no va a ser una repetición de la historia de BP, cuando esta compañía lanzó su estrategía "más allá del petróleo" y luego hizo un giro en U.

"Una de las compañías petroleras romperá filas y esta vez no habrá marcha atrás", dijo. "La industria se enfrenta a la disminución del precio de las materias primas y los crecientes costos en proyectos de riesgo en el Ártico, en las aguas profundas de Brasil y en otros lugares.

"Las compañías petroleras también se están dando cuenta de que hay mucho moralmente defendible al ignorar las consecuencias del cambio climático."

Leggett, ahora un empresario de energía solar y activista climático, señala a la compañía francesa TOTAL como el tipo de grupo empresarial que podría abandonar los combustibles de carbono de la misma manera que la eléctrica alemana E.ON, anunció sus planes antes de Navidad de escindirse de los intereses del carbón y del gas y concentrar su crecimiento en el futuro en las energías renovables.

La presión sobre la industria de la energía para salir de los combustibles fósiles ha crecido en los últimos meses con una campaña de desinvertir en fondos de pensiones con intereses en el carbón, el petróleo y el gas.

Un nuevo informe publicado esta semana por investigadores del University College de Londres profundiza el mensaje de que enormes cantidades de petróleo en el Medio Oriente, carbón en los EE.UU. y gas en Rusia no pueden ser explotados sin producir un aumento de la temperatura global que influiría en la seguridad del nivel 2ºC, límite acordado por los países.

Leggett, que una vez llevó a cabo la investigación sobre el esquisto, financiada por BP y Shell, preside Carbon Tracker Initiative , un centro de estudios que tiene como objetivo sensibilizar a los tomadores de decisiones clave sobre los riesgos que las inversiones en combustibles fósiles representan para una mayor estabilidad financiera. Él cree que la actual caída del 50% en el precio del crudo Brent hará que el auge de esquisto de Estados Unidos vaya a la quiebra con consecuencias potencialmente alarmantes para el sistema financiero.

"Muchos de los perforadores de esquisto han tenido un festín con las finanzas de los bonos basura, que era muy fácil cuando los precios del petróleo estaban por encima de $ 100 (£ 66), pero con los precios en $ 50 la confianza se va a colapsar", dijo. "En caso de que la narrativa de esquisto se evapore entonces va a ser muy embarazoso para todo tipo de promotores políticos de la industria, incluyendo a George Osborne."

Leggett dijo que a pesar de la caída de los precios por la sobreoferta, está convencido de la teoría del "peak oil" en la que los suministros con el tiempo será incapaces de satisfacer la demanda si se mantiene intacta.

Esto no se debe a que las reservas de petróleo o gas en el suelo no puedan satisfacer el crecimiento futuro, sino porque son demasiado costosas y su producción, ambientalmente peligrosa, argumenta.

"Yo diría tanto a la industria de servicios públicos como a la industria del petróleo y gas: se acabó el juego, chicos", dijo. "Usted tiene que identificar el punto en el que todo va a cambiar completamente y usted tiene que encajar de nuevo en él.

"Tienes que pensar estratégicamente. El punto para trazar el giro es el cero de carbono en el sistema energético, no el sistema eléctrico, para el año 2050, debido a que más de 100 gobiernos quieren que en la [próximo reunión de cambio climático de la ONU] sea tratado y esté preparando para la firma en París. "

Leggett,  también cree que la industria de la energía es consciente de los problemas, ya que sus propios costos de extracción de combustibles fósiles siguen subiendo con el tiempo,  mientras que los costos de la energía solar y otras nuevas tecnologías siguen bajando.

Leggett, que planea deja el cargo como presidente de la exitosa compañía de energía renovable Solarcentury , para centrarse en la campaña contra el cambio climático, tiene en estos días lo que él llama reuniones de "crítica amigable" con el sector de los combustibles fósiles. El tono de las reuniones ha cambiado significativamente en los últimos dos años, dijo.

"Antes era para conocer a tu enemigo. Ahora es: "¡Caray. Mucho de esto puede hacerse realidad en nuestro tiempo. ¿Qué vamos hacer al respecto? " Hay revisiones estratégicas, de arriba abajo, que tienen lugar con E.ON, pero también con otras empresas, sobre la utilidad del  petróleo y el gas. Así que será muy interesante ver cómo la primera de las empresas de petróleo y gas rompe con el negocio, aunque me temo que BP y Shell irán hacia atrás, no hacia adelante, sobre el carbono ".




Para acceder a la noticia, 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada