jueves, 15 de enero de 2015

La EPA dice moverse para contabilizar las emisiones de metano del fracking








Publicado en SCIENTIFIC AMERICAN
8 de enero de 2015


Una nueva normativa exigiría a las empresas de petróleo y gas contabilizar todas las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del fracking



La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos está proponiendo una nueva regla que requeriría a las empresas de energía que informen al gobierno federal de todas las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las operaciones de petróleo y derivadas del fracking, así como de las estaciones de compresión de gas natural y de los gasoductos.
 
El actual Programa de Información de Gases de Efecto Invernadero de la EPA requiere que las compañías de energía comuniquen sólo las emisiones de las operaciones de fractura hidráulica que implican la quema - la práctica de la industria necesita de  la quema del exceso de gas natural en cada sitio.
 
Los científicos han reclamado una lista más completa de las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria de la energía para que puedan entender satisfactoriamente cómo las operaciones de petróleo y gas afectan el cambio climático. Muchos estudios han demostrado que el metano se escapa con frecuencia en las operaciones de petróleo y gas, pero existe muy poca información pública para que los investigadores conozcan las fuentes específicas de las emisiones.
 
"Estas fuentes de emisión actualmente no están cubiertos por el Programa de Información de GEI, y un conjunto exhaustivo de datos a nivel nacional, por parte de la EPA, de las emisiones no existe actualmente en el dominio público", dijo la portavoz de la EPA Enesta Jones.
 
El Programa de Información de Gases de Efecto Invernadero de la EPA, que ha estado funcionando durante unos cuatro años, requiere a cerca de 8.000 grandes emisores industriales de gases de efecto invernadero para informar de sus propias emisiones . La contaminación con la que informan representa alrededor del 50 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en los EE.UU.
 
La norma propuesta también obliga a las empresas a revelar la información identificando cada pozo de petróleo, junto con los datos de emisiones.
 
El Fondo para la Defensa del Medio Ambiente y un grupo de otras organizaciones solicitaron a la EPA en 2013 que hiciera los requisitos de información más completos.
 
"La normativa original no incluía la recogida porcentual de datos de los distintos emisores del fracking ", dijo el abogado principal del Fondo de Defensa Ambiental abogado principal, Tomas Carbonell. "Esta es una parte importante del inventario. La recopilación y los emisores  probablemente suponían alrededor de un 10 por ciento de todas las emisiones de gas y petróleo en tierra ".
 
Carbonell dijo que los datos de las emisiones adicionales en los sistemas de fracking y gas natural ayudarán a dar al público una visión más completa de donde están las emisiones en los EE.UU.
 
Robert Howarth , de la Universidad de Cornell, profesor de Ecología y Biología Ambiental y cuyo trabajo se ha centrado en la huella de gases de efecto invernadero del gas de esquisto, dijo que la norma propuesta por la EPA es un paso en la dirección correcta para el seguimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero, y es importante que la EPA individualice los pozos y sus emisiones para que sean identificados públicamente.
 
Pero hay problemas, dijo.
 
"El enfoque de la EPA continúa confiando en la auto-presentación de informes por la industria sobre sus emisiones, sin una verificación independiente por parte de la EPA o por otros organismos", dijo Howarth. "Dado que la industria tiene un interés personal en que las emisiones sean bajas, esto proporciona un fuerte sesgo hacia la subestimación."
 
Muchos estudios han demostrado el enfoque de la EPA subestima las emisiones globales de gases de efecto invernadero procedentes de los campos de petróleo y gas, dijo. Esos estudios, que utilizan lo que los científicos llaman un enfoque "de arriba abajo" , han utilizado sobrevuelos de aviones y datos de satélites para medir las emisiones reales en la atmósfera por encima de los campos de petróleo y gas en lugar de confiar en las estimaciones basadas en datos de la percepción subjetiva de las empresas de energía.
 
"La EPA hasta el momento no ha mostrado ningún interés en tratar de entender por qué sus estimaciones globales de las emisiones son tan bajas, es decepcionante", dijo Howarth.
 
La EPA celebrará una audiencia pública el 8 de enero en Washington, DC para la normativa propuesta y espera finalizarla a finales de este año.

 

Para acceder al artículo, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada