martes, 10 de marzo de 2015

Científicos presionados para minimizar la relación entre los terremotosy el fracking







Publicado en Grist Magazine
Por John Light
4 de marzo de 2015





Oklahoma ha estado experimentando un auge de los terremotos en los últimos años. En 2014, el estado registró 585 terremotos de magnitud, de al menos grado 3. Hasta 2008, un promedio de sólo tres sismos de esa intensidad se producían cada año. Algo extraño está sucediendo.

Pero los científicos del Servicio Geológico de Oklahoma han restado importancia a una posible conexión entre el aumento de la fractura hidráulica en el estado y el creciente número de temblores. A pesar de que otros estados ( Ohio, por ejemplo ) de forma rápida sumaron dos y dos  y cerraron algunas operaciones de perforación que consideraron como culpables, los científicos del OGS dijeron que se necesita más investigación antes de que su estado tome medidas similares

Sin embargo, ahora,  los correos electrónicos obtenidos por el reportero de EnergyWire, Mike Soraghan revelan que la Universidad de Oklahoma y sus financiadores de la industria petrolera estaban poniendo presión sobre los científicos del OGS para restar importancia a la conexión entre los terremotos y la inyección de aguas residuales del fracking subterráneo. En 2013, un informe preliminar del OGS señaló la posible correlación entre los dos, y el OGS firmó una declaración para el Servicio Geológico de Estados Unidos, que también señaló esos vínculos.

Poco después, el sismólogo del OGS, Austin Holand, fue convocado a reunirse con el presidente de la universidad, donde se aloja el OGS, y con ejecutivos de la petrolera Continental Resources.  El CEO de Continental, Harold Hamm, es una importante fuente de financiación de la universidad, mientras que el presidente de la universidad, David Boren trabaja en Continental, por la que obtuvo 272.700 dólares en efectivo y acciones en 2013. Desde EnergyWire :

"Se me ha pedido tener "tomar un café "con el presidente Boren y Harold Hamm el miércoles" [Holand] escribió el 18 de noviembre de 2013, en un correo electrónico a un compañero de trabajo.

El significado no se perdió en su colega, el Coordinador del OGS para Información Pública,  Connie Smith.

"Dios", respondió Smith. "Supongo que es mejor que tener que tomar un Kool-Ai[1] con ellos. Supongo. "

Una reunión con personajes tan poderosos del estado serían intimidantes para un empleado del estado como Holand, comentó el representante estatal, Jason Murphey.

 "Guau. Eso es mucha presión ", dijo Murphey, un republicano cuyo distrito se ha visto sacudido por numerosos terremotos. "Eso sólo te hace sentir escalofríos en la espina dorsal si eres de Oklahoma."

El geólogo de Oklahoma, Bob Jackman , que ha tratado de hacer correr la voz acerca de la conexión entre el fracking y los terremotos, recuerda a Holand el año pasado diciendo que no podía hacer lo mismo. De acuerdo con Jackman, Holand, cuando se le preguntó, espetó: "Usted no entiende. - Harold Hamm y otros no me permiten decir ciertas cosas"

Jackman dice que Holand desvió la conversación. Holand niega públicamente estar presionado por la universidad o la industria.

Otros científicos de la OGS no estaban felices de ver a la agencia restar importancia a la relación entre un proyecto de petróleo y gas, llamado deshidratación Hunton, y un enjambre de terremoto cerca de la ciudad de Oklahoma. Uno de ellos escribió a un miembro de la familia, "Estoy consternado por nuestra gente sobre este tema y creo que ¡no podrían rastrear un conejito a través de nieve recién caída!"

Incluso  en el USGS pareció algo raro cuando Holand sugirió hipótesis alternativas para explicar los terremotos en lugar de vincularlos a los procesos de fractura hidráulica. Un asesor científico en la agencia federal escribió a Holand diciendo que una teoría alternativa era "poco probable" y "podría ser una gran distracción de la cuestión más amplia de la seguridad contra los terremotos en Oklahoma ... y el papel que la inyección de aguas residuales puede estar jugando."

En julio de 2014, Holand dijo a Bloomberg que si un vínculo entre el fracking y los temblores se descubriera,  tendría que aconsejar al estado sobre cerrar algunas operaciones de perforación subterránea. "Si mi investigación me lleva al punto en que determinamos que lo más seguro es cerrar la inyección - y por lo tanto la producción - en gran parte del estado, entonces eso es lo que tenemos que hacer", dijo. "Eso es un ejercicios para los políticos y los reguladores."

La investigación está ahí, incluso si el presidente de la universidad, David Boren o el director general de Continental, Harold Hamm no están contentos con ella. Vamos a ver lo que los políticos y los reguladores harán a continuación.



Fuente: EnergyWire es una agencia de Oklahoma que vinculó los terremotos a la industria del petróleo en 2010 y se ha mantenido firme en medio de las presiones de la industria.

[1] Bebida de sabor a frutas a base de diluir unos polvos en el agua





Para acceder a  la noticia, 




Para leer más sobre el tema, 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada