viernes, 13 de marzo de 2015

Greenpeace continúa con la presión para la divulgación completa del informe sobre el fracking en Reino Unido







Publicado en Energy Voice
Por   
12 de marzo de 2015

Greenpeace ha hecho un llamamiento a la transparencia de Gran Bretaña, dirigiéndose al perro guardián, al Comisionado de la Información en el Reino Unido,  por la  "reiterada negativa" del Gobierno de publicar en su totalidad un informe redactado en gran medida sobre los impactos del fracking. 

Los defensores del medio ambiente quieren que el ejecutivo libere el informe en su totalidad antes de una votación crucial en Lancashire de las autoridades para permitir o no que la empresa de esquisto,  Cuadrilla, realice fracking en la zona. 

Greenpeace sostiene que los concejales deberían tener acceso a toda la evidencia disponible en la toma de una decisión que es probable que tenga repercusiones significativas para las comunidades en Lancashire y más allá.

El estudio titulado, "Impactos en la Economía Rural del Shale Gas", es un informe del gobierno donde se trata de pleno la gama de efectos secundarios potenciales del fracking, desde la salud pública a los precios de la vivienda y las empresas rurales, declaró Greenpeace.

Louise Hutchins, activista de energía para el grupo en UK, ha añadido: "El gobierno está actuando como un juez que está presionando al jurado para tomar un cierto veredicto, al tiempo que oculta la prueba principal detrás de la espalda. 

"Es una burla del compromiso de David Cameron a la transparencia y es una bofetada en la cara a los cientos de miles de personas que viven en las comunidades potencialmente afectadas por fracking.

"Las autoridades de Lancashire y en otros lugares en el país están a punto de tomar decisiones cruciales sobre si permitir esta industria controvertida en su zona.

 "Se les debe dar acceso a toda la información disponible", no debe tomar la decisión por ellos el gobierno.

"Los ministros deben poner fin a esta parodia de transparencia, publicar el informe en su totalidad, y dar a la gente la oportunidad de tener su propia opinión sobre el fracking ". 

El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales publicó el controvertido documento en julio del año pasado a raíz de una petición de libertad de información por parte de Greenpeace. 

Pero 63 pasajes fueron censurados en la versión a disposición del público, incluyendo una sección completa sobre el impacto de fracking en los precios de los inmuebles.

Al rechazar las peticiones de Greenpeace para una completa divulgación, tanto el Defra como el Departamento de Energía y Cambio Climático argumentaron que no era una "fuerte de interés público la información retenida ", ya que podría "engañar y distorsionar al público el debate sobre el gas de esquisto". 

Lancashire County Council aprobó recientemente una moción por unanimidad instando al gobierno a publicar el informe en su totalidad "En aras de la transparencia". 

El Gobierno escocés ha declarado una moratoria de los desarrollos del fracking en el norte de la frontera hasta nuevo previo aviso.



Para acceder a la noticia, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada