jueves, 26 de marzo de 2015

Las Nuevas Reglas del Fracking dan lugar a progresos y controversia en Estados Unidos






Publicado en Scientific American
 Por Abrahm Lustgarten y ProPublica
23 de marzo de 2015 


Las nuevas reglas que rigen para decidir como las compañías de energía pueden realizar el fracking en tierras federales representan un paso significativo hacia la protección de los recursos de agua potable en algunas de las zonas más densamente perforadas del país


Las nuevas reglas anunciadas el viernes por el gobierno de Obama que regularán cómo las compañías de energía de petróleo y gas pueden realizar el fracking en tierras federales lograron enfurecer a los ambientalistas y a la industria por igual, representan un paso significativo hacia la protección de los recursos de agua potable en algunas de las partes más fuertemente perforadas del país.

Las  reglas  suponen la primera vez que el gobierno federal ha intervenido para promulgar protecciones para limitar los riesgos planteados por una tecnología que ha sido criticada tanto por causar daños al medio ambiente y como por acreditar a la nación como uno de los principales productores de petróleo y gas.

El fracking implica la inyección de grandes volúmenes de agua, arena y productos químicos tóxicos en el subsuelo con la fuerza explosiva para fracturar la roca y ayudar a liberar los hidrocarburos atrapados. Se ha asociado con la contaminación del agua y del aire casi todos los lugares que se practica, y se ha convertido en un pararrayos para la oposición ambiental a la producción nacional de energía. ProPublica ha estado cubriendo temas relacionados con el  fracking  desde 2008, incluyendo los vacíos en la supervisión federal y la consideración del gobierno sobre las maneras de abordarlo.

Las reglas excluyen la perforación en terrenos privados y se aplicará únicamente en las tierras o sobre los recursos minerales gestionados directamente por el Departamento de Interior de Estados Unidos, incluidas las tierras tribales, que constituyen una minoría relativa de todos los pozos perforados en los Estados Unidos. Las reglas están a la altura de algunas de las regulaciones más estrictas sobre el fracking ya existentes en algunos estados, pero establecer una línea de base de las mejores prácticas y la actualización de las arcaicas reglas federales de perforación con casi tres décadas de antigüedad.

"Muchos de los reglamentos del Departamento del Interior no han seguido el ritmo de los avances de la tecnología y los métodos de perforación modernos", dijo Sally Jewell, Secretario del Interior y ex ingeniero de petróleo, en su comunicado anunciando la nueva política. "Las regulaciones con décadas de edad no contemplan las técnicas actuales en las que la fracturación hidráulica es cada vez más compleja."

Las nuevas normas prometen mejorar las protecciones básicas para el agua potable, al exigir procedimientos de perforación que han sido durante mucho tiempo estándares en pozos de inyección de residuos utilizados por la industria de la perforación, pero que no se han aplicado a los nuevos pozos de petróleo y gas que se utilizan para extraer recursos.

Son largos y complicados, pero una revisión inicial de los documentos publicados por el Departamento de Interior muestra que abordan cuatro áreas importantes:

·         Requerirán a las empresas de perforación revestir sus pozos con cemento a través de áreas vulnerables donde podrían filtrarse en las aguas subterráneas, y requerirán pruebas de que el cemento permanezca firme.

·         Las pruebas de presión, llamadas pruebas de integridad mecánica, serán necesarias con el fin de confirmar que los pozos pueden contener las fuerzas extraordinarias del fracking, deberán realizarse antes  del proceso de la fractura hidráulica.

·         Se requerirá un análisis geológico del sitio mucho antes de que el fracking se lleve a cabo, por lo que el alcance de estas fracturas y su potencial para cruzarse con las fuentes de agua u otros pozos se pueda predecir.

·        El uso temporal de piscinas al aire libre de los desechos - grandes estanques que contienen agua y contaminantes retirados de los pozos después del fracking - estarán prohibido excepto en raras circunstancias.

Estos requisitos básicos se refieren directamente a muchas de las causas conocidas de la contaminación del agua asociadas a los nuevos esfuerzos de perforación y fracturamiento hidráulico en todo el país. Si el metano y otros contaminantes han escapado a los pozos de los suministros de agua, ha sido a menudo debido a que la encapsulación de cemento de los pozos fue incompleta, o la presión del fracking la hizo fallar. Las piscinas de desechos se han documentado como fuentes de contaminación del agua potable en cientos de casos.

Hay otros componentes en las reglas. Ellos aumentarán la transparencia al establecer un registro de pruebas y hacer públicos los detalles sobre qué pozos están frackeados y en qué condición se encuentran esos pozos. Los perforadores también estarán obligados a divulgar más información sobre las sustancias químicas que se inyectan bajo tierra.

Sin embargo, es poco probable que satisfagan a algunos de los críticos más acérrimos de la industria, en gran parte debido a que son menos estrictas que las versiones que el gobierno había estado considerando antes en su proceso de elaboración de las normas, y que están a la altura de lo que varios estados ya hacen para supervisar el fracking. Entre otras cuestiones, siguen permitiendo que las empresas de perforación protejan los secretos comerciales y no revelen todos los productos químicos que utilizan para el accedo del público o para los médicos.

Algunos ven las normas como un reconocimiento de bienvenida de que los riesgos ambientales del fracking necesitan ser abordados y  a la vez como una oportunidad perdida.

"La conclusión es que estas normas no protegen las tierras públicas de la nación y nuestros últimos lugares salvajes, así como las fuentes de agua potable para millones de personas de los riesgos del fracking", dijo Amy Mall, un analista de políticas en el Consejo de Defensa de Recursos Naturales, en un comunicado. "Más que nunca, esto pone de relieve la urgente necesidad de obtener mejores protecciones en todo el país."



Para acceder al artículo,

http://www.scientificamerican.com/article/new-fracking-rules-deliver-progress-and-controversy/







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada