martes, 31 de marzo de 2015

New Brunswick prohíbe el fracking







Publicado en Upstream / Reuters
26 de marzo de 2015



Los legisladores de New Brunswick votaron el jueves para prohibir el fracking en la provincia oriental de Canadá, comprometiéndose a estudiar el polémico método para la extracción de petróleo y gas antes de reconsiderar la prohibición en 2016



El Gobierno liderado por el partido Liberal de la provincia dijo que requerirá cumplir cinco condiciones antes de que se levante la moratoria. Estas incluyen regulaciones  ambientales y de salud más exigentes, un plan para la eliminación de las  aguas residuales, las consultas a los grupos aborígenes, una estructura de regalías, y el establecimiento de una "licencia social", que es la aprobación por parte de las comunidades locales y los grupos de interés.

"Es responsable y prudente asumir la debida diligencia y obtener más información sobre la fracturación hidráulica", dijo el ministro de Energía y Minas,  Donald Arseneault.

La provincia es el último de varios enclaves en el este de Canadá, incluyendo Quebec, Labrador y Terranova y Nueva Escocia, que evitan a las compañías de fracking mientras estudian su impacto.

Se cree que New Brunswick puede estar asentada encima de uno de los más importantes yacimientos de gas de esquisto en América del Norte, aunque gran parte de ese gas se encuentra atrapado en yacimientos no convencionales y de difícil acceso.

Los grupos ambientalistas y los indígenas locales se muestran preocupados porque la fracturación hidráulica o fracking, un método que consiste en el bombeo de agua, arena y productos químicos a mucha profundidad en un pozo para extraer petróleo o gas, pueda  contaminar los suministros locales de agua.

Los defensores de la industria dicen que la técnica es segura y aumentaría la producción de gas y crearía puestos de trabajo en New Brunswick, cuya economía se encuentra entre las menores de las provincias canadienses.

Las preguntas sobre la consulta han perseguido a la marcha de cuatro terminales de exportación propuestos en New Brunswick y en la vecina Nueva Escocia, que planean para licuar y luego enviar  gas natural de América del Norte a los mercados energéticos en el extranjero.

"Para cualquier persona que desee anticipar la  oferta nacional de Nueva Brunswick, sí, este es un gran problema", dijo Michael Edwards, consultor de energía con sede en New Brunswick.



Para acceder a la noticia,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada