miércoles, 4 de marzo de 2015

¿Podría convertirse Alemania en el próximo “punto caliente” delesquisto?



Martin Meissner/AP/File

 





Publicado en OilPrice.com
Por Nick Cunningham
19 de febrero de 2015



La energía nuclear ya está cerrada en Alemania, pero ¿podría el gas de esquisto ser incluido pronto en la histórica Energiewende alemana?

El Gobierno alemán ha dado pasos audaces para mover su mix de generación eléctrica hacia las energías renovables, después de haber puesto en marcha un innovador plan hace años para proporcionar fuertes incentivos para la energía solar y eólica. Alemania inició su plan para cambiar a la energía renovable a toda velocidad después de la crisis nuclear en Fukushima. El fuerte espíritu medioambiental de Alemania ha hecho posible la transición – la oposición a la energía nuclear es feroz, y el amplio deseo entre la población de cerrar reactores nucleares ayudó a superar los intereses creados y convencer a la canciller alemana, para hacer un giro en su plan de mantener abiertos los reactores nucleares a en los próximos años.

Hasta ahora, la oposición a la fracturación hidráulica también ha sido muy fuerte. Pero el gobierno alemán está coqueteando con la idea de permitir a los perforadores de petróleo y gas poder comenzar con el fracking. Ha habido una moratoria de facto sobre el fracking desde hace varios años, pero una nueva propuesta, de ser aprobada, podría abrir el país a la perforación para el final de la década. Según la propuesta de un grupo de expertos de seis funcionarios del gobierno se concedería autoridad para aprobar el fracking a profundidades mayores de 3.000 metros bajo la superficie.


Con cuidado para vadear la controversia con los ciudadanos tradicionalmente verdes, los funcionarios alemanes están mostrando el movimiento como una protección del medio ambiente. "Es importante contar con un marco jurídico para la fracturación hidráulica ya que hasta ahora no ha habido ninguna legislación sobre el tema", dijo Maria Krautzberger, presidente de la agencia ambiental federal de Alemania (UBA), según The Guardian . "Hemos tenido un acuerdo voluntario con las grandes empresas de que no habría ningún fracking pero si una empresa como Exxon quería, podría hacerlo de todos modos ya que no hay manera de prohibirlo", agregó. "Este es un paso progresivo hacia adelante."

Eso no ha pacificado a los grupos ambientalistas, que citan el hecho de que algunos de los miembros del panel han firmado la Declaración de Hannover , un llamado a Alemania para buscar gas de esquisto como una respuesta a la mejora de la seguridad energética. Los ecologistas también ven la nueva propuesta como un retroceso y lejos del compromiso de Alemania con un futuro de energía limpia. El gas de esquisto podría desplazar o reducir la energía renovable. Recientemente, en julio 2014 el gobierno alemán había apoyado una prohibición del fracking que duraría hasta 2021.

Existe un interés significativo por parte de la industria. Exxon Mobil en particular, tiene en la mira las reservas de esquisto de Alemania. La multinacional petrolera inició una campaña de relaciones públicas en septiembre de 2014 para convencer a un público escéptico sobre sus prácticas de perforación seguras. Ha financiado la investigación en la seguridad del gas de esquisto, un elemento clave de la Declaración de Hannover, y un componente fundamental son los esfuerzos de la compañía para disipar las preocupaciones de seguridad. Tambien ha prometido el uso de aditivos no tóxicos durante el proceso de fracturamiento hidráulico. 

Aunque las estimaciones son nebulosas, dada la falta de exploración, Alemania podría estar sentada en 25-81 billones de metros cúbicos de gas de esquisto .

Sin embargo, la reciente propuesta no supondrá el lanzamiento de una revolución de esquisto alemán de la noche al día. La medida aún debe ser aprobada por el Bundestag cuando se plantee  una votación en mayo. Tomará varios años para al "panel de expertos" para ser una realidad, probablemente no se empujará la perforación hasta 2019 como muy pronto. Aún así, no está claro cuál será el marco legal y qué partes del país serían abiertas para la perforación.

Por otra parte, si las experiencias del pasado son una indicación, la producción de gas de esquisto podría ser más difícil de lo que muchas empresas piensan. Europa está mucho más densamente poblada de partes de los Estados Unidos - como Texas y Dakota del Norte - que han visto una avalancha de perforación.

También es probable que haya una empinada curva de aprendizaje. La vecina Polonia ha fracasado con el gas de esquisto, a pesar de un fuerte apoyo del gobierno. El 31 de enero, Chevron finalmente tiró la toalla, convirtiéndose en la última gran empresa internacional en dejar Polonia después de unos resultados decepcionantes. Otras compañías ya habían sacado sus equipos de exploración, incluyendo a Marathon Oil, Total, e incluso Exxon Mobil.


Para acceder a la noticia,





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada