jueves, 16 de abril de 2015

El Fracking ya no es sólo un tema de energía, también es un tema de democracia






Grupos ecologistas acusan al panel del gas de esquisto de la UE de ser un vestíbulo para el lobby del fracking




Publicado en The Guardian
Por Arthur Nesler
15 de abril de 2015 


Los ecologistas boicotean al grupo de expertos de la UE sobre los riesgos ambientales del fracking, alegando conflicto de intereses con el nombramiento de ejecutivos del esquisto




Los ecologistas se han salido de un grupo influyente sobre el gas de esquisto en la UE, diciendo que ha sido tomado por grupos de la industria que lo utilizan como una plataforma para promover el fracking.

Se espera que el asesoramiento del grupo de expertos sobre los hidrocarburos no convencionales informe en las decisiones futuras de la Comisión Europea sobre la exploración de gas de esquisto en Europa , y que los gobiernos polaco y del Reino Unido han estado apoyando fuertemente.

El panel está dirigido por cinco presidentes; dos ejecutivos de las empresas de esquisto Cuadrilla y ConocoPhillips, dos funcionarios de los ministerios a favor de esquisto del Reino Unido y Polonia, y un director del IFP Energies Nouvelles, quien también es asesor del esquisto en Europa para Gas , un grupo de presión en Europa.

Estos puestos supervisan y aprueban el trabajo de los grupos de trabajo procedentes únicamente de invitaciones a través de esta Red. Pero menos de 10 ambientalistas estuvieron presentes en la última reunión en febrero, en comparación con alrededor de 70 asistentes que mayormente se encontraban de parte de la industria.

Amigos de la Tierra sostiene que la estructura "gris" de la Red presenta un claro conflicto de intereses para las empresas que tienen en discusión patentes en las tecnologías de fracturamiento hidráulico, y con las inversiones en un ámbito más general.

"La Comisión Europea está utilizando fondos públicos para proporcionar un vehículo para el lobby de la industria del petróleo y el gas ", dijo Antoine Simon, activista del gas de esquisto de Amigos de la Tierra en Europa. "Nos negamos a que el nombre de nuestra organización se puede utilizar para maquillar de verde una iniciativa impulsada por la industria. Es por esto que hemos decidido retirarnos de este grupo de expertos ".

Funcionarios de la Comisión sostienen que es un grupo sin fines de asesoramiento dirigido exclusivamente a proporcionar un intercambio justo y equilibrado de las ideas . "Es necesario seguir aumentando nuestros conocimientos sobre tecnologías y prácticas de extracción de hidrocarburos no convencionales con el fin de reducir aún más el potencial de riesgos sobre salud y los impactos ambientales ", dijo un portavoz de la Comisión a The Guardian.

Pero los presidentes de los paneles dicen abiertamente que la primera intención futura del grupo es la formulación en la UE de políticas sobre el gas de esquisto. "A partir de las preguntas y conocimientos recopilados, la Comisión Europea tiene que sacar conclusiones, que constituirán la base para las decisiones y el régimen jurídico de la UE en materia de hidrocarburos no convencionales",  dijo Grzegorz Pieńkowski, director del Instituto Geológico Polaco a un diario económico del comercio de gas de Polonia el mes pasado.

"Se cree que la Comisión Europea va a basar sus futuras decisiones y regulaciones políticas sobre la labor del grupo asesor", agregó.

La reunión de febrero fue precedida por una comisión llamada para la financiación de la investigación sobre la mitigación de estos riesgos ambientales. Los críticos calificaron el esquema como un subsidio a los combustibles fósiles debido a los 113m € (82m £) que se ofreció para tareas que de otro modo las empresas de esquisto habrían tenido que costear ellas mismas.

En la reunión de expertos en febrero, € 11,6 millones en becas se anunciaron para cuatro estudios sobre los riesgos del esquisto, como la sismicidad inducida, la contaminación del agua potable y la liberación de metano fugitivo.

Los beneficiarios de los premios incluyen proyectos dirigidos por la Universidad de Edimburgo y el University College de Londres, este último con el apoyo de la empresa de combustibles fósiles de EE.UU., Halliburton.

La idea de la Red del gas de esquisto se originó en una reunión en el Centro Común de Investigación de la UE con representantes de la industria hace dos años.

De acuerdo con un informe de la unidad de seguridad energética , la Red debe "establecer líneas básicas ambientales" para la UE. Luego se comunicarían a los responsables políticos para fundamentar sus decisiones. Algunos participantes cuestionaron si a la sociedad civil o al sector público se les debería permitir participar en la Red.

El último presidente de la UE, José Manuel Barroso, otorgó la principal responsabilidad sobre el gas de esquisto al departamento de medio ambiente del bloque (DG de Medio Ambiente), que fue conocido por ser escéptico sobre el fracking .

El departamento informó que el fracking plantea un alto riesgo de agotamiento del suelo y contaminación de las aguas superficiales, así como la degradación de la biodiversidad, la tierra, la calidad del aire y las condiciones sísmicas.

Pero detrás del escenario, un fuerte impulso por la Dirección General de Medio Ambiente de la directiva de seguridad fue mitigado por la jerarquía de la UE. Un caso judicial que el departamento lanzó ante Polonia por el incumplimiento de sus obligaciones en la evaluación de riesgos con las actividades del esquisto, que sin embargo sigue siendo un punto delicado con Varsovia.

"El establecimiento del grupo consultivo es un paso para revertir el curso de las actitudes desfavorables o sospechosas sobre el gas de esquisto hacia una dirección más pragmática y en última instancia amistosa", dijo Pieńkowski.

No había duda de que las próximas pruebas demostrarían que los temores alrededor del fracking habían sido exagerados, dijo, y agregó que el departamento de medio ambiente de la Comisión y las ONG verdes eran ahora más débiles dentro de la UE.

Amigos de la Tierra de acuerdo en que el equilibrio de poder se estaba perdiendo en Bruselas, citó una promesa verbal de la comisión, sobre que todos los puntos de vista en el debate sobre el esquisto estarían representados en el grupo de expertos, y que, según ellos, no fue atendida.

"Mientras que una 'Red de la ciencia y la tecnología" de los combustibles fósiles no convencionales suena a objetivo, es completamente una fachada - La Comisión Europea está dando a la industria del petróleo y el gas todos los asientos en la mesa ", dijo Simon. "Las promesas de equilibrio no se han cumplido.

"Con los grupos de presión de la energía sucia estableciendo claramente el orden del día, nadie puede tener la ambición de tomarse en serio el clima de Europa", añadió Pascoe Sabido, un portavoz de la Corporate Europe Observatory que se ha unido al boicot. "Es una cuestión preocupante si las mismas corporaciones que destrozan el clima deben estar cerca de las decisiones de nuestros responsables que tienen el encargo de protegerlo."

En enero, el ombudsman del Parlamento Europeo, Emily O'Reilly, llamó la atención a los miembros del grupo de expertos de la UE que se enumeran en el registro de transparencia a causa de "el desequilibrio percibido en favor de los intereses corporativos de ciertos grupos y los posibles conflictos de interés de los expertos que participan en él a título personal ".




Para acceder a la noticia, 






ONG denuncian dominio de la industria en grupo consultivo europeo de fracking



Publicado en el diario.es
15 de abril de 2015 



Las ONG Amigos de la Tierra y Corporate Europe Observatory denunciaron hoy que el grupo consultivo creado por la Comisión Europea sobre las extracciones de gas de esquisto mediante fractura hidráulica ("fracking") está dominado por esta industria y los lobbies, por lo que pidieron su disolución.

"Las compañías de 'fracking' están dominando entre bambalinas la agenda europea sobre las políticas relacionadas con esta actividad", aseguraron ambas ONG en un comunicado, en el que criticaron a la Comisión Europea por "abrir la puerta de atrás al 'fracking'".

Las dos ONG afirmaron que la llamada "Red europea de ciencia y tecnología sobre extracción de hidrocarburos no convencionales" está controlada por los principales actores defensores del gas de esquisto, como empresas petroleras o gobiernos favorables a esta polémica fuente energética.

El "fracking" consiste en la extracción de gas mediante la facturación de rocas, un método muy extendido en Norteamérica pero que en Europa ha sido poco utilizado por el momento y que genera reticencias por sus posibles consecuencias para el entorno y el clima.

La red fue creada por la Comisión Europea el año pasado con el objetivo de "continuar aumentando el conocimiento" sobre estas extracciones, así como "reducir más los potenciales impactos y riesgos para la salud y el medio ambiente" de estas actividades, según la web de esta institución.

Amigos de la Tierra Europa explicó que ha decidido abandonar la red tras constatar que el 70 % de sus 74 miembros "representan o tienen vínculos financieros" con la industria del "fracking", mientras que menos de un 10 % son parte de la sociedad civil.

"Aunque el nombre de la red suena objetivo, es una fachada", aseguró el responsable de gas de esquisto de la ONG ecologista Antoine Simon.

"La Comisión Europea está dando a la industria del 'fracking' todos los puestos de alto nivel en la red y dejando fuera a los ciudadanos y grupos con preocupaciones legítimas sobre esta industria sucia", lamentó Simon.

Las ONG apuntaron que los cinco dirigentes de los grupos de trabajo de la red son empleados de esta industria, miembros de gobiernos favorables a la misma, como Polonia o Reino Unido, o de organizaciones que la apoyan, como es el caso del Institute Français du Pétrole et des Energies Nouvelles.

En concreto, indicaron que "gigantes del 'fracking'" como Cuadrilla, ConocoPhillips, Shell, Total, ExxonMobil y GDF Suez están representados en la red.

En ella también participan el director general ShaleGas España, David Alameda, y el de la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, Juan Cruz Vicuña Irusta, según las ONG.

"Éste no es un caso aislado. El acceso privilegiado de industrias contaminantes es endémico entre los grupos de consulta de la Comisión", afirmó Pascoe Sabido, miembro de Corporate Europe Observatory.

Ante esta situación, ambas ONG pidieron a la Comisión Europea que "tome en serio la cuestión sobre si el acceso privilegiado que tienen las compañías que causan el cambio climático está entrando en conflicto con los intereses públicos, por lo que la red debe ser disuelta".



Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada