martes, 7 de abril de 2015

En una California sedienta las grandes industrias del petróleo y gas están exentas de las regulaciones del agua





Publicado en CommonDreams
3 de abril de 2015 


A pesar de la sequía histórica, el gobernador Jerry Brown se centra en el uso urbano del agua y no ha puesto restricciones en la extracción de petróleo y el fracking



Como gobernador de California, Jerry Brown instituyó esta semana por primera vez restricciones obligatorias en el estado para el uso del agua y combatir la histórica sequía de cuatro años, los activistas ambientales están señalando dos exenciones flagrantes en los reglamentos: el combustible fósil y las industrias agrícolas.

El mandato de Brown, anunciado el miércoles, se dirige a las ciudades y las comunidades para reducir su consumo de agua en un 25 por ciento, pero no presenta ningún requisito a las numerosas empresas petroleras del Estado, incluidos los que practican el método del fracking-gran cantidad de agua para la extracción, ni a las grandes operaciones de cultivo.

"Todos ellos utilizan enormes cantidades de agua", dijo el abogado de Earthjustice Trent a Common Dreams .

Brown está "poniendo restricciones a todo el mundo excepto al petróleo y a la agricultura ... parece que las industrias poderosas han conseguido un salvoconducto", continuó Orr.

Adam Scow, director de Food & Water Watch de California, también dijo el miércoles "Es decepcionante que la orden ejecutiva del gobernador Brown para reducir el uso del agua en California no se ocupe de los mayores abusos corporativos del agua. En medio de una grave sequía, el Gobernador sigue permitiendo a granjas corporativas y a los intereses petroleros agotar y contaminar nuestros recursos de agua subterránea que son cruciales para el ahorro de agua ".

La industria del petróleo y gas de California utiliza más de 2 millones de galones de agua potable al día para producir crudo a través de la fractura hidráulica, la acidificación, y las inyecciones de vapor, según estimaciones ambientales. En 2014, los productores de petróleo de California utilizaron hasta cerca de 70 millones de galones de agua solamente para el fracking, dijeron los funcionarios estatales a Reuters el jueves.

Mientras que el número es menor de lo previsto, no se debe dar a los pozos fracking y a la inyección tóxica "una licencia permanente para romper la ley y envenenar el agua," dijo a Reuters, Zack Malitz, un organizador con el grupo ambiental Credo. 

"El Fracking y los pozos de inyección tóxicos pueden no ser los mayores usos del agua en California", agregó, "pero son sin duda algunos de los más estúpidos."

La mayor parte del mandato de Brown se centra en el uso del agua urbana, que como LA Times señala , representa menos de una cuarta parte del consumo total de agua en el estado.

"La respuesta del gobierno a esta crisis creciente ha estado detrás del problema", dijo Jonas Minton, asesor de política de aguas para la Planificación y la Liga de Conservación y ex funcionario estatal de agua.

En lugar de centrarse en el uso urbano, Brown debería interesarse también por las industrias que más contribuyeron a la sequía, dicen los activistas ambientales.

Scow continuó, "el gobernador Brown debe parar ... la continua contaminación de los acuíferos subterráneos por las aguas residuales tóxicas de las operaciones de petróleo y gas. Es preocupante e irresponsable que la administración de Brown siga permitiendo que las compañías petroleras puedan contaminar y robar a los californianos estas fuentes de agua dulce ".

Según Orr, se sentirán las repercusiones que asoman de la sequía de años y pueden surgir en formas aún por conocer. En el delta del río Sacramento-San Joaquín, por ejemplo, las especies de peces una vez abundantes en la zona ahora están casi extintos, dijo-un estudio de desarrollo que plantea una pregunta inquietante: "¿Qué clase de sistemas naturales tendremos en California?"

"El medio ambiente necesita desesperadamente agua", agregó. "Estamos muy perturbados por el reparto desigual de la carga ... No hay ninguna razón de mantenerlo así."

En cuanto a por qué estas industrias se vieron exentas de enfrentarse a las consecuencias de la sequía histórica de California, dijo Orr, "La industria de la agricultura es tremendamente poderosa en California, y el petróleo y el gas pasan por un perído tremendamente poderoso."



Para acceder al artículo, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada