sábado, 11 de abril de 2015

La Diputación de Burgos rechaza el fracking sin decírselo a Madrid






Mientras, el ejecutivo de Mariano Rajoy desafía los posibles perjuicios del fracking y señala con las perforadoras hacia las Merindades


La semana pasada pudimos leer en la prensa como el Partido Popular en la Diputación de Burgos se posicionó contrario al fracking en la provincia ante la presión de los ediles populares de los pueblos afectados por los permisos de exploración.

Si bien el PP rechazó hasta en tres ocasiones la propuesta socialista de declarar libre de fracking a la provincia de Burgos, la falta de garantías sobre la inocuidad de la técnica habría decidido el nuevo posicionamiento, según explico el portavoz de la Diputación, el popular Borja Suárez.

Por otra parte, la secretaria general del PSOE de Burgos, Esther Peña Camarero, habría subido el listón de las exigencias al invitar al PP, en la celebración del  pleno de la Diputación, a registrar en el Senado y en el Congreso de la nación la propuesta contraria al fracking que se había aprobado en la Corporación por unanimidad. Con un plazo de 24 horas para poder presentar el documento de manera conjunta, el partido socialista no habría tenido contestación por parte del PP y el registro de habría producido únicamente en nombre del PSOE de Burgos.

Los hechos habrían producido un intercambio de acusaciones entre representantes de ambos partidos políticos donde el PSOE manifestó dudas de las intenciones últimas del PP con la firma del documento de rechazo en la Diputación y la negativa a defenderlo fuera del ámbito de la provincia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada