viernes, 17 de abril de 2015

Los Combustibles fósiles empiezan a perder la carrera contra las Renovables







Publicado en Bloomberg
Por Tom Randall
14 de abril de 2015 

Esto es el principio del fin


La carrera por las energías renovables ha pasado un punto de inflexión. El mundo está sumando más capacidad de energía renovable cada año que el carbón, el gas natural y el petróleo juntos. Y no tiene vuelta atrás.

El cambio se produjo en 2013, cuando el mundo añadió 143 gigavatios de capacidad eléctrica renovable, frente a los 141 gigavatios en nuevas plantas que queman combustibles fósiles, según un análisis presentado el martes en la cumbre anual de Bloomberg New Energy Finance en Nueva York. El cambio continuará acelerándose, y en 2030 se sumarán más de cuatro veces más de capacidad de renovables. 

"El sistema eléctrico se está desplazando a limpio'', dijo en su discurso de apertura, Michael Liebreich, fundador de BNEF. "A pesar del cambio en los precios del petróleo y el gas no van a dejar fuera de juego a una sustancial cantidad de energía renovable y es probable que sea de un orden de magnitud mayor la que quede fuera de juego proveniente del carbón y el gas ".

El principio del fin




El precio de la energía eólica y solar continúan cayendo en picado, y ahora están a la par o más baratas que la red de electricidad en muchas áreas del mundo. La Solar, la más nueva de las principales fuentes de energía en el mix energético, representa menos del 1 por ciento del mercado de la electricidad actual, pero será la mayor fuente del mundo para el 2050, según la Agencia Internacional de Energía.

La pregunta ya no es  si el mundo hará la transición a una energía más limpia, sino ¿cuánto tiempo necesitará?. En la tabla a continuación, BNEF pronostica los miles de millones de dólares que deben ser invertidos cada año con el fin de evitar las consecuencias más graves del cambio climático, representado por un aumento de referencia de más de 2 grados centígrados. 

Las líneas azules son lo que se necesita, en miles de millones; las líneas rojas muestran lo que realmente se gasta. Desde la crisis financiera, la financiación ha caído muy por debajo del objetivo, de acuerdo con BNEF. 

La inversión necesaria para minimizar el cambio climático






Para acceder al artículo, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada