martes, 12 de mayo de 2015

Revista científica: Profesor de la Universidad de Syracusa fue pagado por Chesapeake para un estudio pro-fracking


En esta foto de archivo, el profesor de Hidrología de la Universidad de Syracuse Donald Siegel examina una muestra de Marcellus shale en un afloramiento en la Ruta 174 en Marcellus. Una revista líder acaba de publicar una larga corrección en un artículo donde Siegel fue autor y en el que no dio a conocer sus vínculos con la industria de la perforación. (David Lassman | dlassman@syracuse.com)




Publicado en Syracuse News
8 de mayo de 2015 


Syracuse, Nueva York - Una revista científica ha realizado una extensa explicación aclarando que un profesor de la Universidad de Syracuse y sus coautores fueron pagados por la industria del gas en un estudio reciente.

Environmental Science & Technology dice que el prof Donald Siegel de la Universidad de Syracuse fue financiado por Chesapeake Energy por su trabajo, y por lo menos uno de sus co-autores trabajó para Chesapeake durante el período de estudio.

El artículo original , publicado on-line el mes pasado , simplemente decía "los autores declaran no tener ningún interés económico sobre el tema."

El artículo fue favorable a los perforadores de gas, ya que se encontró que los pozos de agua potable en Pennsylvania no habían sido contaminados con el metano de los pozos de fracking cercanos. El estudio fue promocionado por los activistas pro-fracking como una evidencia de que el proceso es seguro. Los activistas anti-fracking dicen que no confían en el artículo, porque las muestras de agua fueron proporcionadas por Chesapeake y porque Siegel y uno de los co-autores, Bert Smith, tenían vínculos financieros con la empresa.

"El profesor Siegel está conforme con nuestros procedimientos internos en materia de divulgación de los conflictos de intereses", escribió Gina Lee-Glauser, vicepresidente de la UB para la investigación.

Un portavoz de la American Chemical Society, que publica la revista, dijo a Inside Climate News  que "la transparencia es absolutamente esencial" en los estudios de investigación sobre los riesgos de la fractura hidráulica.

La corrección, que forma toda la primera página del artículo, dice que los lazos de los autores con la industria de la perforación no afectaron el resultado.

"La opinión y conclusiones expresadas en este documento son estrictamente las de los autores y no reflejan necesariamente los de Chesapeake Energy", dice la corrección. "Ninguno de los autores compiten con intereses corporativos que excedan las directrices presentadas por ES & T".

Ruskin dijo a Inside Climate News que la controversia podría dañar la credibilidad de Siegel.

"Esto hace levantar una bandera con el editor de una revista cuando un autor llega con este tipo de problemas en el pasado", dijo.

Un tercer autor del documento, Nicholas Azzolina, de Wisconsin, dijo el mes pasado que el hecho de Siegel de revelar las conexiones de Chesapeake fue "un descuido".

"Él sólo presumía que todo el mundo sabría que estamos usando la base de datos de Chesapeake, así que, por supuesto que estamos trabajando para Chesapeake", dijo Azzolina. "No hay nada improcedente en ello"

El Fracking, una técnica de perforación que inyecta millones de galones de agua a gran profundidad para extraer gas natural de la roca, se ha permitido en Pennsylvania durante años. El año pasado, el gobernador Andrew Cuomo dijo que Nueva York prohibiría fracking hasta que sus efectos sobre la salud fueran más claros.



Para acceder a la noticia, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada