martes, 5 de mayo de 2015

Sobre la trama de corrupción con los parques eólicos en Castilla y León


La delegada especial de la Agencia Tributaria en Castilla y León, Georgina de la Lastra (centro), durante la presentación de la declaración de la renta 2013 en Valladolid. / Efe / R. García




Publicado en el diario.es
Por Ignacio Escobar
3 de mayo de 2015 


La inspectora que retrasó una denuncia de corrupción antes adjudicó un contrato millonario a la empresa implicada


  • De la Lastra fue antes alto cargo en la Consejería de Hacienda de Castilla y León, donde firmó un lucrativo alquiler para una de las empresas del Grupo Collosa, la constructora que está en el centro de esta presunta trama corrupta y que pagaba las asesorías verbales a Trillo y Pujalte 
  • El caso está hoy en la Fiscalía Anticorrupción, que investiga el pago de 110 millones de euros en presuntas comisiones


Georgina de la Lastra es la máxima autoridad de la Agencia Tributaria en Castilla y León. Fue nombrada delegada especial hace menos de un año y medio, tras la destitución de toda la anterior cúpula de los inspectores que ordenó Cristóbal Montoro a finales de 2013; el ministro, poco después de esa criba, llegó a asegurar que la Agencia estaba “llena de socialistas”.

De la Lastra, nombrada tras esa purga en la Agencia Tributaria, es una inspectora de Hacienda muy próxima al PP; entre 2003 y 2007 fue alto cargo: secretaria general de la Consejería de Hacienda de la Junta de Castilla y León, que gobierna la derecha desde 1987.

Como mando de la Agencia Tributaria, Georgina de la Lastra fue la persona que retrasó el explosivo informe de otro inspector de Valladolid, J. T., que fue el funcionario que descubrió la trama eólica de Castilla y León. El informe denunciaba el pago de 110 millones de euros a altos cargos de la Junta a cambio de conseguir los permisos para nuevos parques eólicos para las grandes empresas eléctricas. El caso está ahora siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción. 




Para acceder a la noticia COMPLETA






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada