martes, 18 de agosto de 2015

Debate sobre el fracking en Lancashire (UK): 'El gobierno estácambiando las leyes para adaptarlas a su interés"



El gobierno conservador de Rajoy estaría tomando la introducción del fracking por el gobierno Tory de Cameron como una referencia de actuación. Con mayoría absoluta desde mayo, el gabinete Tory no ha dudado en recortar el poder local mediante un cambio de leyes para expandir el fracking en Gran Bretaña. Foto Reuters



Publicado en The Guardian
Por Ben Quinn
16 de agosto de 2015 


La Alianza Anti-fracking en la costa de Fylde insiste en resistir a la nueva política de vía rápida para las aplicaciones de perforación - pero no todo el mundo piensa que sería malo para la zona


Apoyando una mano en el hombro en Samantha, su hija de nueve años de edad, John Tootill sacude la cabeza mientras mira en los exuberantes campos verdes cerca de la costa de Fylde en Lancashire que se han convertido en el nuevo foco en la batalla del fracking en Gran Bretaña.

"Es por ella y su hermano que estamos luchando, realmente", dice Tootil, de 61 años, que teme que los planes de perforación en una serie de enclaves locales, en lo que sería la mayor ronda de fracking en el Reino Unido hasta el momento, vaya a destruir su negocio con la granja y un vivero, así como la posibilidad de contaminación permanente de la zona. Tales son sus preocupaciones que recientemente retiró a Samantha y a su hermano de ocho años de edad de su escuela local habitual.

De izquierda a derecha: Jim Marsh, y John Tootill con su hija Samantha. Fotografía: Lorne Campbell / Guzelian


Mientras él y otros activistas locales llegaron a descorchar botellas de champána hace poco más de un mes cuando la Diputación de Lancashire rechazó una solicitud de planificación de la empresa exploradora de gas de esquisto Cuadrilla, ahora están llegando a un acuerdo sobre la perspectiva de una mayor lucha cuando el gobierno la semana pasada dio a conocer una nueva política de vía rápida que despojaría a las autoridades locales del derecho a decidir las aplicaciones de fracking a menos que lo aprueben rápidamente.

Para Tootill, la intervención del gobierno no es más que una subversión de la democracia: "Realmente, ellos están cambiando las leyes a su antojo, para adaptarse a los requerimientos de la industria y los grupos de presión”.

"Básicamente, creemos que la democracia está siendo ignorada simplemente para que puedan salirse con la suya, ya que están presionando obsesivamente, casi hasta el punto de coger una rabieta cuando las cosas se tuercen en su camino."

Ubicado a cinco millas de Blackpool - la torre a veces se puede vislumbrar en el horizonte - el enclave más cercano a la granja de Tootill está en Preston New Road, cerca del pueblo de Little Plumpton. Cuadrilla esperaba perforar cuatro pozos allí y realizar el fracking exploratorio de gas de esquisto hasta que los concejales del condado rechazaron la solicitud por motivos de impacto visual y del ruido inaceptable.

Contando con el apoyo de una alianza que va desde los ecologistas a los partidarios de celebridades tales como Vivienne Westwood , la gente local se está preparando para resistir el atractivo de Cuadrilla . Ellos fueron tomados por sorpresa la semana pasada, sin embargo, con la emisión de la nueva orientación de planificación de un gobierno frustrado por el lento ritmo de avance de los trabajos de exploración, el objetivo es preparar el camino para un "revolución del gas de esquisto" al estilo estadounidense.

En el futuro, los consejos serán requeridos encarecidamente a cumplir el plazo actual de 16 semanas para aprobar o rechazar las solicitudes fracking y seran clasificados como "de bajo rendimiento" si no adoptan medidas con la suficiente rapidez. Greg Clark, el secretario de Estado para las comunidades, será capaz se considerar como inaplicaciones y tomar la decisión él mismo.

Acogiendo con beneplácito los cambios, Cuadrilla describió el proceso de planificación actual como "difícil de manejar", diciendo: "No hay ninguna buena razón para la solicitud de un sitio de exploración de gas de esquisto si se necesita de tres a cuatro veces más tiempo que para determinar una solicitud de un importante desarrollo de la vivienda, un supermercado o una cantera a gran escala ".

En sus planes para el fracking en Preston New Road, y otro sitio en Lancashire - Roseacre - la perforación se extendería  media milla bajo la tierra para aprovechar las camas de esquisto subterráneas. A lo largo de la pozos horizontales, realizados cada 30 metros o menos, el agua, arena y un lubricante llamado poliacrilamida se bombearan a alta presión para fracturar el esquisto y liberar el gas que contiene.

Durante los primeros 60 a 90 días después de la fractura hidráulica, el flujo de gas se quema en antorchas que iluminan el cielo nocturno mientras que su composición se identifica. Después de eso, los pozos se conectan a la red nacional.

A juzgar por el gran número de señales anti-fracking en el cesped que llevan la rosa roja de Lancashire y en los hogares de zonas como el Fylde, el tema sigue siendo muy controvertido políticamente, incluso con un electorado que voto a los conservadores en las elecciones de mayo. Además de los temores acerca de la contaminación del suelo, los opositores locales de fracking citan las preocupaciones sobre su impacto en los ingresos del turismo y el precio de las casas, que las propias estimaciones del gobierno sugieren podrían caer hasta en un 7% .

Sin embargo, existen puntos de vista contrarios. En el Eagle and Child Inn a poca distancia de Little Plumpton, el propietario Michael Baines dice que algunas discusiones acaloradas han tenido lugar en medio de su clientela. Él cree que el fracking sería bueno para la zona, diciendo: "En el corto y mediano plazo habría puestos de trabajo, y en el largo plazo, ayudaría a hacer frente a los problemas de energía de la dependencia, por ejemplo, con el crudo que las tuberías traen de Rusia a Europa. El lado anti-fracking es sustancialmente más notorio, pero siempre se grita más fuerte, si no te gusta algo, y creo que hay algunas personas de fuera que están involucrados y tienen puntos de vista muy extremos. Ellos no hablan ante mí ".

El arrendador Michael Baines. Fotografía: Lorne Campbell / Guzelian


Extremo o no, pedir ayuda parece ser una prioridad para los activistas anti-fracking locales. Jim Marsh, de 69 años, un jubilado en el área de Plumpton, dice que recibió el apoyo en el último par de días de Bianca Jagger, entre otros. Él está muy entusiasmado con la perspectiva de que Jeremy Corbyn -liderando el Partido Laborista, aunque no tanto acerca de un Andy Burnham como número uno.

"Escribí a Burnham después de que parecía que nos dió un poco de esperanza con algo que dijo sobre el fracking, pero luego su oficina sólo nos envió esto", dice, mostrando un correo electrónico de la oficina del parlamentario diciendo: "Sería más apropiado que en esta etapa continúe buscando apoyo a través del parlamentario de su propia circunscripción".

La paciencia con el sistema político parece estar acabandose. Marsh dice: "David Cameron dijo no hace mucho tiempo que él creía en el poder local y correspondería a los consejos decidir de forma democrática ... pero cuando lo han hecho de forma democrática, ahora se están dando la vuelta en el camino ".

Mientras, todo está listo para seguir luchando en los tribunales, Tootill insiste que no solo se detendrá allí. Él dice: "Nos opondremos por cualquier medio, porque de lo que estamos hablando es de la salud y de la seguridad de nuestros hijos y de su futuro. Es exactamente lo mismo que si estuvieramos luchando contra un ocupante opresor.

"Ahora, nos enfrentamos a un Goliat, pero ellos se encontrarán con que se enfrentan a muchos David."



Para acceder a la noticia, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada