jueves, 18 de febrero de 2016

Los terremotos en Oklahoma impulsan los temores al fracking


Camión cisterna se prepara para transportar aguas residuales de un enclave de fracking hasta un pozo profundo para su eliminación



Publicado en Oil price
15 de febrero de 2016



Oklahoma fue golpeada por un terremoto de magnitud 5,1 el sábado, el tercero más fuerte registrado en el estado, que ha experimentado un aumento de la actividad sísmica en los últimos años, alimentando los temores actuales sobre la conexión con la fracturación hidráulica.

Se informó de un total de nueve sismos menores, de acuerdo con el Servicio Geológico de EE.UU.. Los sismos fueron sentidos a través de Kansas, Missouri, Nuevo México, Nebraska, Texas, Arkansas y Iowa.

El epicentro se localizó cerca del yacimiento de gas de East Campbell y a unas 75 millas al oeste de Cushing,  el llamado “Cruce de tuberías” - y uno de los mayores centros de almacenamiento de petróleo en el mundo.

Oklahoma es uno de los cinco principales estados productores de petróleo y representa alrededor del 3 - 4 por ciento de la producción total de EE.UU.. La Administración de Información de la Energía de EE.UU. elevó la semana pasada su estimación de la producción total del estado en 100.000 barriles por día, de 25 por ciento a 30 por ciento.

Mientras que los campos de petróleo de Oklahoma han experimentado un auge en la última década gracias a la fractura hidráulica y la perforación horizontal, el Estado también informó de 907 terremotos de magnitud el año pasado. Esto representa un aumento del 54 por ciento de los terremotos a partir de solo 2014.

En enero, los terremotos en Oklahoma llevaron a las llamadas para que el gobernador realizara cambios en las regulaciones de la perforación de petróleo y gas. Los reguladores respondieron ordenando a las empresas con actividad a menos de 10 millas del epicentro del terremoto reducir su actividad con los pozo de evacuación de agua residuales.

Los activistas y los residentes locales criticaron que los esfuerzos se quedaron cortos respecto a lo que sería realmente necesario.

A finales de enero, dos demandas en Oklahoma fueron cursadas acusando a más de una docena de compañías de petróleo y gas de la activación de los recientes terremotos mediante la disposición de sus residuos de perforación en los pozos profundos.

Las demandas se realizaron contra  Devon Energy Production, Grayhorse Operating, Marjo Operating Mid-Continent, New Dominion, Northport Production, Pedestal Oil, Rainbow Service, R.C. Taylor Operating, Special Energy, Sundance Energy, TNT Operating y White Operating. Los demandantes alegan que los pozos de eliminación de las aguas residuales de estas compañías son los culpables, y más específicamente que la inyección de las aguas residuales del fracking en estos pozos está causando o contribuyendo a los terremotos.


Para acceder a la noticia,




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada