viernes, 4 de marzo de 2016

Pedro Sánchez no va a evitar la fracturación hidráulica en España


Pedro Sánchez y Felipe González en el homenaje a Txiki Benegas. (EFE)






Publicado en Web Asamblea contra la fractura hidráulica en Cantabria
Por Plataforma Ciudadana Torreperogil Libre de Fracking
3 de marzo de 2016


Es mentira: Pedro Sánchez no va a evitar la fracturación hidráulica en España, y la Plataforma Ciudadana Torreperogil Libre de Fracking exige una vez la derogación inmediata de todos los permisos de hidrocarburos


Ante el supuesto compromiso de “evitar el fracking en España” esgrimido como un brindis al sol por el candidato a la investidura en el Congreso de los Diputados, la Plataforma Ciudadana Torreperogil Libre de Fracking desenmascara el artificio, argumenta que no hay ni ha habido nunca intención de paralizar la fracturación hidráulica en nuestro país y exige, como única garantía para la consecución de este objetivo básico para la supervivencia de comarcas enteras, la inmediata derogación (resolución jurídica) de todos los permisos de hidrocarburos vigentes o en fase de estudio en nuestro país.

El pasado martes 1 de marzo, en la sesión inicial del discurso de investidura celebrada en el Congreso de los Diputados, el candidato a la investidura, D. Pedro Sánchez Castejón, aseguró que, si su programa de gobierno basado en el acuerdo con Ciudadanos recibía el apoyo de otros grupos políticos, a partir de “la semana que viene”, entre otras cosas, “se evitará el fracking en España”. Estamos ya demasiado acostumbrados en este país a las mentiras, a las medias palabras y a los engaños. Pero una vez más cierta clase de políticos se supera a sí misma. Dos veces ha firmado el PSOE (durante la campaña de las elecciones europeas, en mayo de 2014, y durante la campaña de las elecciones generales, en diciembre de 2015) un compromiso de prohibición de la fracturación hidráulica que utilizó como instrumento al servicio de sus intereses electorales, atrayendo a una serie de organizaciones contrarias a esta técnica de extracción de hidrocarburos a su trampa y utilizándolas como peones de su estrategia de asalto al poder.

Nosotros no nos sumamos a aquellos brindis al sol, de los que sólo salían reforzados los mismos de siempre, sin que a cambio hubiera ningún movimiento para la paralización de los permisos y trabajos de hidrocarburos en aquel territorio del Estado español donde el PSOE ha gobernado sin interrupción durante décadas y donde sufrimos constantemente su incoherencia crónica: Andalucía. Por el contrario, denunciamos esta esquizofrenia entre las declaraciones de principios y los hechos una y otra vez, exigiendo la derogación inmediata (resolución jurídica) de todos los permisos de investigación o explotación de hidrocarburos.

El PSOE vuelve a sorprendernos con uno de esos juegos de prestidigitador, y donde dijo “prohibición” dice, tal como se recoge en el texto del acuerdo firmado con Ciudadanos, “moratoria” (que no es lo mismo: la prohibición es una paralización definitiva del proceso; la moratoria es una suspensión provisional hasta tanto se encuentren nuevas excusas para poner los permisos en marcha). Y, por supuesto, se habla de “fracturación hidráulica” de alto volumen, que es la única técnica considerada “no convencional”, tal como recoge el artículo 17, punto 2, de la Ley 8/2015, de 21 de mayo, por la que se modifica la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos, y por la que se regulan determinadas medidas tributarias y no tributarias en relación con la exploración, investigación y explotación de hidrocarburos. En dicho punto se recoge, literalmente, lo siguiente: “...se entenderá como extracción no convencional aquélla que requiere la previa aplicación de técnicas de fracturación hidráulica de alto volumen, consistentes en la inyección en un pozo de 1.000 m3 o más de agua por fase de fracturación, o de 10.000 m3 o más de agua durante todo el proceso de fracturación y como convencional, aquélla que se realiza mediante el uso de las restantes técnicas.” Por tanto se hará fracturación hidráulica con la bendición de nuestros aspirantes a un “nuevo gobierno de cambio”, saltando por encima de unos compromisos electorales que nosotros ya sabíamos vacíos y sólo destinados a pescar incautos en río revuelto. Y se hará fracturación hidráulica legal, porque con las reservas de gas existentes en nuestro territorio no parece que sea posible otra fracturación que la de bajo volumen, igual de contaminante y letal para el equilibrio climático, pero perfectamente contemplada como convencional en nuestra legislación.

Por eso la Plataforma Ciudadana Torreperogil Libre de Fracking, exige a todas las fuerzas políticas un compromiso definitivo para hacer lo único que puede garantizar que no se va a poner en peligro nuestra salud, nuestro clima, nuestro patrimonio natural y cultural, nuestro medio ambiente, destruyendo nuestra economía y condenando a la ruina nuestras comarcas: la derogación cautelar de todos los permisos de investigación o explotación de hidrocarburos, vigentes o en fase de concesión, en nuestro país. Después vendrán los cambios legales necesarios para desmontar la red legislativa tejida en torno a nuestro bienestar y contra nuestros intereses y derechos elementales por quienes defienden exclusivamente el interés de las grandes empresas expoliadoras, e incluso la exigencia de responsabilidades políticas a quienes los concedieron y los mantienen alegremente, haciendo oídos sordos al peligro que se cierne sobre nosotros.

Pero lo primero es conjurar el peligro inmediato, preferiblemente antes de la firma del TTIP, que tiene visos de formalizarse en un breve plazo de tiempo, evitando que se den las condiciones favorables para la imposición de criterios economicistas por encima de los auténticos intereses humanos, recogidos en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que forman ya parte del entramado de los Derechos Humanos, y que obliga a los Estados firmantes (entre ellos España) a garantizarnos a todos sus ciudadanos el derecho al agua (posibilitando su disponibilidad, el acceso libre a ella, tanto a nivel físico como económico, y su calidad, consistente en la ausencia de organismos perjudiciales y contaminación de cualquier tipo), el derecho a una alimentación adecuada (cuyo requisito esencial es que sea sana, no esté contaminada y cuente con el sustento de una tierra, un agua y un aire también incontaminados, que permitan su desarrollo), el derecho a una vivienda adecuada (ubicada en zonas seguras, donde la contaminación ambiental, la destrucción del equilibrio climático o el riesgo de catástrofes naturales como los terremotos estén reducidos al mínimo inevitable), el derecho a la salud (que supone garantizar unas condiciones de vida saludables por medio del acceso al agua limpia potable, el suministro de alimentos sanos, unas condiciones sanas en el entorno laboral y en el medio ambiente y el acceso a la información necesaria sobre cuestiones relacionadas con la salud) y los derechos culturales (como el mantenimiento de una relación equilibrada con la tierra y el entorno natural, de la propia cultura y modos de vida, así como el respeto a la libertad de expresión, asociación y participación en la vida política, que apuestas políticas como el TTIP condenan a la desaparición)

La Plataforma Ciudadana Torreperogil Libre de Fracking se reafirma por tanto, ahora más que nunca, en la exigencia de la derogación inmediata (resolución jurídica) de todos los permisos de hidrocarburos existentes en nuestro país, y hacen un llamamiento a la sociedad en general para que establezca las redes de ayuda mutua necesarias que nos permitan conjurar por medio de la acción ciudadana libre y responsable los errores y trampas de nuestros responsables políticos. Porque la fracturación hidráulica es considerada “convencional” por nuestra legislación vigente, y por tanto en cualquier explotación de hidrocarburos se podrá hacer fracking legalmente mientras no se deroguen todos los permisos existentes y hasta tanto las leyes vigentes en relación con la investigación y explotación de hidrocarburos no sean sustituidas por otras que realmente protejan nuestros derechos económicos, sociales y culturales fundamentales…



Para acceder a la noticia COMPLETA,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada