jueves, 5 de mayo de 2016

Contaminación significativa, solo por los derrames, en 3.900 enclaves de fracking en Dakota del Norte.



CC BY 2.0 mel




Publicado en Treehugger
Por Sami Grover
3 de mayo de 2016 


No hay duda de que la fractura hidráulica ha dado un impulso a la economía de Dakota del Norte en los últimos años, pero a qué costo?. Una nueva investigación de científicos de la Universidad de Duke se han interesado por 3.900 enclaves en Dakota del Norte conderrames del fracking, analizando tanto el agua y el suelo en torno a estos enclaves y la búsqueda de los niveles de contaminación, persistentes y significativos que podrían tener graves consecuencias por igual para la salud humana y el medio ambiente.

Los investigadores encontraron altos niveles de amonio, selenio, plomo y otros contaminantes tóxicos, así como altos niveles de sal y radio, un elemento radiactivo de origen natural. Y el problema parece ser que los persistentes niveles de contaminantes exceden normalmente los límites de seguridad federales para el agua potable o la salud acuática, y en un sitio por lo menos, los investigadores todavía eran capaces de detectar altos niveles de contaminantes en el agua después de que ocurriera el derrame hace cuatro años. Este problema aparentemente se ve agravado por el hecho de que, a diferencia del petróleo, muchos de los productos químicos inorgánicos que se encuentran en las aguas residuales son resistentes a la biodegradación, creando un legado a largo plazo de contaminación.

Avner Vengosh, profesor de geoquímica y de la calidad del agua en la Escuela de Medio Ambiente Nicholas de Duke, sugiere que estos resultados presentan una nueva imagen de los inconvenientes potenciales de la fractura hidráulica cuando las aguas residuales no se gestionan de forma segura:

"Hasta ahora, la investigación en muchas regiones de la nación ha demostrado que la contaminación de la fractura hidráulica ha sido bastante esporádica e inconsistente. En Dakota del Norte, sin embargo, nos encontramos con que es generalizada y persistente, con una clara evidencia de la contaminación del agua directamente de la fractura hidráulica. La magnitud de la extracción de petróleo en Dakota del Norte es abrumadora. Más de 9.700 pozos han sido perforados allí en la última década. Este desarrollo masivo ha dado lugar a más de 3.900 vertidos de salmuera, en su mayoría procedentes de los tubos defectuosos construidos para el transporte del agua de flujo de retorno de los pozos fracked desde el enclave de soporte de los recipientes con pozos de inyección cercanos donde será eliminada ".

Evaluar el alcance de la contaminación también se ve obstaculizado, dicen los investigadores, por el hecho de que muchos pequeños derrames se han producido en las tierras tribales donde el monitoreo es insuficiente o inexistente.

Una vez más, el verdadero costo del gas resulta mucho más alto que lo que estamos pagando por ello.




Para acceder a la noticia, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada