jueves, 26 de mayo de 2016

Polonia sirvió de "laboratorio del fracking" en Europa





Según la información publicada por The Intercept, en base a correos electrónicos, se muestran nuevos detalles sobre los esfuerzos de Hillary Clinton, cuando desempeñaba como secretaria de Estado, y de sus colaboradores para exportar al mundo la técnica de perforación horizontal para la obtención de hidrocarburos conocida como fracking.

Dicho esfuerzo habría consistido en trabajar en estrecha colaboración con las empresas privadas del petróleo y el gas, presionando al gobierno de Obama para comprometer recursos del gobierno federal, y que incluiría la asistencia técnica para la localización de las reservas de esquisto  y así poder generar acuerdos con naciones interesadas para conseguir proyectos de fracturación hidráulica.

Los documentos obtenidos también revelan el papel del Departamento de Estado en invitar a dignatarios extranjeros a enclaves de perforación en los Estados Unidos.




Los mismos documentos revelan los planes para hacer de Polonia “un laboratorio donde probar si el éxito en el desarrollo del gas de esquisto en Estados Unidos se puede repetir en un país con otro tipo de esquisto y una legislación diferente”, y sobre todo poder ganar influencia en países del continente europeo, donde los gobiernos venían expresado su oposición y en algunos casos incluso la prohibición de la fractura hidráulica.

Chuck Ashley del departamento de Estado y después de que el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Radoslaw Sikorski, haciera un viaje a Texas para visitar un enclave de producción de fractura hidráulica en 2010, incidía sobre Polonia en que "el apoyo popular y político ahora es fuerte, pero esto podría cambiar cuando los pozos de gas de esquisto lleguen a sus patios traseros ".

La agresiva apuesta por Polonia incluyó el pie en tierra de ExxonMobil, Chevron, Marathon Oil, la empresa canadiense BNK Petroleum, invitando los funcionarios a la energética italiana Eni a participar también en el proyecto polaco.

La campaña también incluyó  planes para difundir la técnica de perforación en China, África del Sur, Rumania, Marruecos, Bulgaria, Chile, India, Pakistán, Argentina, Indonesia y Ucrania.


Para acceder al artículo de The Intercept,









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada