martes, 7 de junio de 2016

Inglaterra se aleja de otros países que ven poco éxito en el fracking


David Cameron, primer ministro británico. Imagen: Reuters




Publicado en Desmog UK
Por Victoria Seabrook
6 de junio de 2016 


Han pasado dos semanas desde que los consejeros del condado de North Yorkshire dieron el visto bueno a las primeras pruebas de fractura hidráulica en el Reino Unido  en cinco años.

Inglaterra sigue temblando con la decisión, con los residentes, activistas y ambientalistas prometiendo continuar la lucha contra las pruebas potencialmente "devastadoras" para el gas de esquisto.

Los consejeros estaban bajo la presión del gobierno central para aprobar las pruebas, que ha llevado una agenda a favor de la fractura hidráulica.

Pero ¿por qué Inglaterra está empujando adelante con el fracking, cuando en el resto de Europa el interés se está acabando, y deberíamos estar viendo la señal de nuestros países vecinos donde los vientos están empezando a cambiar?

Desaceleración del fracking en la UE

España, como el Reino Unido, ha sido un fuerte defensor de la fractura hidráulica, con un gobierno que estaba aprobando cada vez más número de licencias . Hasta hace poco, es decir, cuando una resolución anti-fracking fue aprobada por una mayoría de partidos políticos.

La votación fue no vinculante - pero marcó un cambio en el estado de ánimo de un país que había querido seguir el camino de los  EE.UU. , el principal productor del mundo de petróleo y gas de esquisto.

Las empresas de fractura hidráulica se retiran de otros países europeos, ya que las pruebas han dado resultados pobres.

La semana pasada el grupo energético francés Total regresó de la  segunda de sus dos licencias para gas de esquisto en Dinamarca después de encontrar tan poco gas de esquisto que no justificaba la extracción comercial.

Tony Bosworth, de Amigos de la Tierra, advirtió que el Reino Unido está empujando hacia adelante  con la fractura hidráulica, en comparación con sus homólogos europeos.

"Cada vez más, Inglaterra está sola en seguir adelante con la fractura hidráulica, mientras que la mayoría de otros países están siendo cautelosos", dijo Bosworth.

"La situación en Polonia es interesante: el gobierno y la industria fueron muy optimistas, con ganas de empujar hacia adelante y perforaron pozos exploratorios - pero no encontraron cantidades comercialmente viables de gas y todos los grandes perforadores ya se han ido."

"Es obvio que no tiene por que ser necesariamente lo mismo en el Reino Unido , pero es un recordatorio de que la fractura hidráulica en Inglaterra no funcionará automáticamente sólo porque la industria quiere que así sea."

La opinión pública avanza aún más contra de la fractura hidráulica en Francia y Bulgaria, que tienen la fractura hidráulica prohibida. También existen moratorias en Escocia, Gales y Holanda. Mientras que en Alemania, se introdujeron dos mociones parlamentarias que proponían una prohibición, pero, al final, fueron derrotadas en abril.

El gobierno británico debe aprender lecciones de otros países, Bosworth dijo: "En el Reino Unido el gobierno debe mirar una actitud más cautelosa y precavida que ya está siendo adoptada por otros países y regiones."

Asimismo, instó al gobierno a aceptar "la creciente evidencia acerca de los problemas de salud."

Compromiso del Reino Unido  

El gobierno insiste en que el esquisto sólo se desarrollará "de forma segura" para las personas y el medio ambiente, y sólo se llevará a cabo en "lugares adecuados".

Cree que la fractura hidráulica será un "puente hacia un futuro más verde".

Andrea Leadsom MP , ministro de energía y cambio climático, dijo el 25 de mayo: "El gas producido localmente puede asegurar nuestro futuro energético en un momento en que nuestras fuentes tradicionales están en declive y estamos tratando de alejarnos de las costosas importaciones extranjeras."

Leadsom hizo estas declaraciones en la Conferencia mundial sobre la pizarra, celebrada el 25 de mayo de 2016 en Londres, tan sólo dos días después de que en Yorkshire del Norte se aprobara el fracking pesar de la oposición generalizada. Añadió: "El desbloqueo del gas de esquisto a gran profundidad es una oportunidad demasiado grande para dejarla pasar. Hay que hacerlo de forma segura, pero no se puede alejar esa oportunidad".

Por lo que parece, Inglaterra se encuentra con la fractura hidráulica en el futuro previsible. Debido a que es un problema de un estado miembro, el fracking no puede ser prohibido por la UE, incluso si la voluntad política del continente está cambiando.

Pero la UE, al menos, puede regular la fractura hidráulica. Y el Brexit podría conducir al desmantelamiento de la regulación sobre la fractura hidráulica, Bosworth,  de Amigos de la Tierra,  advirtió: "En los últimos años, el gobierno del Reino Unido ha sido líder en el cabildeo contra una regulación fuerte de la fractura hidráulica en la UE.

"Aunque las actuales regulaciones del Reino Unido son inadecuadas por varias razones, lo que viene de la UE es una de las partes más fuertes de la regulación en el  Reino Unido. Así,  el Brexit podría significar una relajación de las regulaciones, que encajaría en el Reino Unido con la amplia agenda  pro-fracking del Gobierno ".



Para acceder a la noticia, 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada