jueves, 9 de junio de 2016

La UE decide renovar otros seis meses las sanciones económicas a Rusia


La alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, habla con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry. (AFP)






Publicado en El País
Por Lucía Abellán
8 de junio de 2016


La medida se produce pese a la mayor distensión existente entre Bruselas y Moscú


Las sanciones económicas a Moscú, el mayor símbolo de la tensión que viven la Unión Europea y Rusia desde hace más de dos años, seguirán aplicándose al menos hasta principios de 2017. Con más debate interno que en otras ocasiones, el bloque comunitario ha decidido prorrogar otros seis meses las sanciones económicas que se aplican desde julio de 2014 y que expiraban el próximo mes. La decisión se adoptará formalmente el próximo 24 de junio, según explican fuentes diplomáticas y comunitarias

Para no dar lugar a que emerjan las distintas visiones de los países miembros, la extensión de las medidas restrictivas se adoptará sin debate. Los ministros de Exteriores la darán por aprobada al inicio de la reunión del Consejo de Asuntos Generales que se celebrará ese día en Bruselas. Algunos países habían intentado incluso forzar una discusión entre los jefes de Estado y de Gobierno en la próxima cumbre, pero finalmente ha prosperado la vía de otorgarle un perfil más técnico que político a la decisión.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, era contrario a implicar a los gobernantes en esta decisión, mientras países como Italia, Grecia y en distinto grado Alemania mostraban dudas sobre una prolongación automática. Pese a todo, las sanciones se han aplicado en todo momento en coordinación con Estados Unidos, que tampoco ve aún el momento de retirarlas.

Las sanciones económicas, adoptadas cuatro meses después de la invasión rusa de Crimea, prohibieron a cualquier operador europeo financiar bancos rusos donde el Estado pesara más del 51%. Esa medida se extendió poco después a las empresas petroleras. El veto a la participación europea en proyectos energéticos rusos y un embargo de armas completaron el paquete de medidas punitivas. Rusia respondió con represalias económicas.

Acercamiento diplomático

El impacto económico de las sanciones y principalmente el deseo de recuperar vínculos con Rusia para luchar contra el terrorismo y encarar conflictos como el de Siria han ido suavizado la postura de Bruselas hacia Moscú. La visita que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, hará a San Petersburgo la próxima semana –está prevista una reunión con el líder ruso, Vladímir Putin- constituye el principal gesto. Aun así, los países han considerado prematuro derogar las sanciones, vinculadas al cumplimiento de los acuerdos de Minsk que propiciaron una paz frágil en Ucrania en febrero de 2015.

Las fuentes consultadas aseguran que el debate se retomará en otoño para decidir si esta es la última renovación que se hace de las medidas restrictivas o se mantienen de nuevo a partir del 31 de enero, fecha en la que expira la prórroga que se decide ahora.



Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada