miércoles, 25 de enero de 2017

Las políticas energéticas de Trump: apoyo al fracking, al carbón limpio y dar la vuelta al plan climático


Image: JStone / Shutterstock



Publicado en Energy Live
Por Jonny Bairstow
23 de enero de 2017


La administración Trump ha confirmado sus intenciones de revertir las políticas de cambio climático de Barack Obama  y apoyar la fractura hidráulica.

Tras la asunción de la presidencia por Donald Trump la semana pasada, su administración ha anunciado planes para utilizar un estimado de $ 50.000 millones de dólares (40.15tn £) que se podrían obtener mediante la exploración de las reservas de  petróleo y gas de esquisto y así reconstruir carreteras, escuelas, puentes e infraestructura pública, así como  crear millones de puestos de trabajo e impulsar la industria de la agricultura.

El proceso de la fractura hidráulica ha generado controversia entre los grupos ecologistas, ya que creen daña el medio ambiente.

Los nuevos planes de energía también tienen como objetivo revivir la industria del carbón de Estados Unidos, con un enfoque particular en las versiones de combustión más limpia del combustible.

El presidente Trump dijo que hay que proteger la seguridad nacional mediante "lograr la independencia energética del cartel de la OPEP y de cualquieras naciones hostiles a nuestros intereses".

Su objetivo es reducir los costos para los ciudadanos americanos y maximizar el uso de los recursos de la nación para ser menos dependientes del petróleo extranjero.

La administración agregó que eliminará las políticas del presidente anterior, "perjudiciales e innecesarias", que en su opinión se han "cargado" el país y a sus ciudadanos. Estas incluyen el Plan de acción por el clima y las normas estadounidenses sobre el agua.

Se cree que el levantamiento de estas restricciones impulsará los salarios a más de $ 30 mil millones (£ 24.1bn) en los próximos siete años.

Trump también planea reorientar la  Agencia de Protección Ambiental (EPA) encargada de proteger los hábitats naturales y reducir la contaminación del aire y del agua.

La declaración de la Casa Blanca dijo: "Un futuro mejor depende de las políticas de energía que estimulan nuestra economía, garantizar nuestra seguridad y proteger nuestra salud. Bajo las políticas energéticas de la Administración Trump, este futuro puede llegar a ser una realidad ".

El presidente Trump afirmó previamente que cancelaría la ratificación estadounidense del Acuerdo de París sobre el cambio climático.



Para acceder a la noticia,






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada