martes, 31 de enero de 2017

Los legisladores franceses respaldan la prohibición total del fracking





Publicado en  Kallanish Energy
26 de enero de 2017


La fracturación hidráulica, comúnmente conocida como fracking, podría ser totalmente prohibida en Francia, con los legisladores del país en la cámara baja del parlamento dando el respaldo preliminar el miércoles a una parada total en la exploración y extracción de gas de esquisto, según comentaron a Kallanish Energy.

La actividad fue prohibida por primera vez en 2011, pero para que se convierta en una realidad la prohibición tendría que ir al Senado y volver a la Cámara Baja para su aprobación final. Eso es poco probable que suceda antes de reiniciarse el trabajo parlamentario suspendido en febrero, cuando los legisladores comienzan a hacer campaña para las elecciones legislativas de junio.

El partido conservador se opone a la prohibición - tiene la mayoría en el Senado, pero no en la cámara baja.

Un jugador de la industria dijo a Kallanish Energy que la convocatoria de la prohibición de la fractura hidráulica en el país es "hipócrita", ya que Francia importa gas natural licuado (GNL) que también es suministrado por los productores de esquito de los Estados Unidos.



Para acceder a la noticia,






In defense of civil disobedience on fracking






Daily Camera
OPINION: LETTERS TO THE EDITOR
01/28/2017


In defense of civil disobedience in Lafayette and North Dakota, it is important to look at the facts about fracking.

Fracking does not exist to reduce our dependence on foreign oil. It exists to make maximum amount of profits for oil and gas companies. Economists and geologists agree that any petroleum that companies get from here on will require drilling wells deeper and fracking. More than 50 percent of fracking wells leak, including those that have been abandoned. Abandoned wells are no good for making money; however, they are still under pressure and often leak into the aquifer.

When fracking wells run dry or shut down, they have to be plugged in order to keep them from contaminating fresh-water aquifers. Because many fracking companies go bankrupt, the cost of cleanup falls to the states. Cleanup costs include: repair of roads due to wear and tear of 400 trucks hauling water and heavy equipment for each well; air, water and soil contamination; species extinction; ozone depletion; climate change; medical treatment for skyrocketing cases of asthma, cancer, immune system diseases, cognitive deficiencies, miscarriages and birth defects. Wyoming spent $11 million between 1997 and 2014 to plug abandoned wells.

In 2014, California ordered the emergency shut-down of fracking wells stating that fracking "poses danger to life, health, property and natural resources" because oil and gas companies had been pumping fracking fluids and other toxic waste into drinking-water aquifers.

So, while the profits from fracking go to the oil and drilling companies, the costs of cleanup, adverse environmental and health consequences will be borne by the taxpayers of Boulder County. Considering the earthquakes, the mess, the poisoned air and water and sick people, fracking is just not worth it.


Andrew J. O'Connor

Lafayette






lunes, 30 de enero de 2017

El Gobierno cierra el último yacimiento de petróleo terrestre de España



Uno de los pozos de la comarca burgalesa de Lora que aún estaban en activo. GORKA LEJARCEGI



Publicado en El País
Por Manuel Planelles
28 de enero de 2017


Energía rechaza conceder una prórroga a la explotación de burgalesa de Ayoluengo


La extracción de petroleo desaparece de la España peninsular. El Ministerio de Energía ha rechazado conceder una prórroga al permiso de explotación del yamiento Lora, ubicado en Ayoluengo (Burgos). Fuentes de este departamento han informado este viernes de que este era el único yacimiento de petróleo en tierra que permanecía en activo en el país. En España queda alguna explotación más, pero son plataformas marinas, ubicadas frente a las costas de Tarragona, han indicado las mismas fuentes.

La prórroga se deniega al haberse cumplido ya los 50 años que estipulaba la concesión de este yacimiento, que data de finales de los años sesenta. La ley establece que, una vez transcurrido este plazo, se tendría que abrir de nuevo un concurso si hay alguna empresa interesada en seguir con esta actividad.

Según la nota difundida tras el Consejo de Ministros, donde se ha aprobado el real decreto por el que se deniega la prórroga, a partir de ahora la concesionaria "deberá desmantelar las instalaciones, manteniéndolas en condiciones seguras hasta que tal desmantelamiento sea definitivo". Para tomar esta decisión, Energía se ha basado en los informes negativos de la Abogacía del Estado y del Consejo de Estado, han detallado fuentes ministeriales.

Diez pozos

En la zona quedan aún una decena de caballitos, que se emplean para extraer el petróleo del subsuelo. Pero el rendimiento del yacimiento ha decaído en las últimas décadas. Según la información facilitada por Energía, "inicialmente se abrieron 52 pozos, de los que salían más de 5.000 barriles al día". Pero ahora ya solo quedaban "diez pozos activos, con una extracción" de entre 100 y 150 barriles al día.

La concesión, que data de 1967, caduca este 31 de enero. La actual propietaria, Leni Gas & Oil, anunció hace unos días que cesaba ya la explotación del yacimiento a través de un comunicado en su página web. Culpaba de ello al Ministerio de Energía y al retraso a la hora de conceder una prórroga, que este departamento sostiene que no se puede otorgar….



Para acceder a la noticia COMPLETA,






Twitteratón contra el Fracking en Colombia








Publicado en Semana Sostenible
25 de enero de 2017



A raíz del anuncio del gobierno de que en pocas semanas se empezará a extraer petróleo con esta riesgosa tecnología, se convocó una protesta virtual este miércoles a las 6 de la tarde.


El fracking en Colombia ya es una realidad. A pesar de las advertencias de científicos y de las protestas de los activistas por los inminentes riesgos ambientales, el gobierno está a punto de publicar los términos de referencia para explotar petróleo con esta tecnología. Tras el anuncio, varias organizaciones sociales están convocando a una protesta virtual este miércoles a las 6 de la tarde. (Vea: Los ríos en llamas que traería el fracking a Colombia)

Usando el #NoAlFrackingEnColombia, los internautas podrán manifestar su rechazo a esta controvertida tecnología que ha sido prohibida en países como Francia y Alemania. La misma que en Estados Unidos, su principal promotor, ha causado graves impactos en el agua y ha aumentado la ocurrencia de sismos en estados como Oklahoma. (Le puede interesar: Fracking una apuesta riesgosa para Colombia)

En Colombia, según cifras de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ya se han adjudicado 43 bloques exploratorios para hacer Fracking. Y aunque no se ha extraído el primer barril de petróleo con esta técnica, en lugares como San Martín, en el departamento de Cesar, los trabajos exploratorios están muy adelantados. (Vea: Fracking tendría un impacto nefasto en yacimientos de agua)

Como mostró Semana Sostenible en su portada de julio del año pasado, aunque el gobierno ha dicho en repetidas ocasiones que el marco legal para el Fracking es uno de los más estrictos del mundo, existen vacíos de información sobre los acuíferos y las fallas geológicas que existen en los lugares donde se pretende aplicar esta tecnología. Así mismo, la debilidad institucional y la corrupción que campea en el país atentan contra la posibilidad de que el Fracking se pueda hacer de manera responsable.



Para acceder a la noticia,





viernes, 27 de enero de 2017

Los científicos organizan la resistencia a Trump a través de cuentas alternativas en Twitter.



LDMay (Twitter



Publicado en Hipertextual
Por Ángela Bernardo
26 de enero de 2017


Tras la toma de posesión de Donald Trump, la marcha de mujeres fue solo el principio de una larga temporada de movilizaciones en Estados Unidos. La comunidad científica está organizando una manifestación para protestar por las primeras decisiones y afirmaciones del presidente. Los investigadores justifican su movilización explicando que "un Gobierno estadounidense que ignora a la ciencia para perseguir agendas ideológicas pone en peligro el mundo".

Los intentos de censura de Donald Trump a los científicos, que incluyeron la posibilidad de eliminar la sección de cambio climático de la página web de la Agencia de Protección Ambiental, han espoleado a la comunidad investigadora. Aunque la administración republicana ha dado marcha atrás en esta decisión, el presidente mantiene sus vetos a los científicos para que no se manifiesten en redes sociales ni hablen con reporteros. Además, el Gobierno ha obligado a eliminar mensajes en Twitter a diversas cuentas oficiales donde hablaban del cambio climático y la necesidad de reducir emisiones contaminantes.

El conocido negacionismo de Trump sobre el cambio climático y sus reiteradas opiniones donde preferíaabrazar la pseudociencia y optar por la conspiración han puesto en guardia a los investigadores. Sus movilizaciones han comenzado en Twitter, donde han creado cuentas alternativas de organizaciones científicas, como AltU.S.National Park Service, que ya cuenta con casi un millón de seguidores; Alt NASA y Rogue NASA, ambas sobre la agencia espacial, o Alt US ARC, que ofrece datos sobre la investigación en la Antártida. También han creado cuentas como AltEPA, con información alternativa a la Agencia de Protección Ambiental; AltUSForestService, sobre política e investigación forestal; Alt FDA, como alternativa a la Food and Drug Administration de Estados Unidos; Alt HHS; AltUSFWSRefuge; Alt USDA y Alt USDA_ARS.

La información relativa a estas cuentas alternativas de organizaciones científicas señala en todos los casos que representan "la resistencia a Trump". Según informa Forbes, ninguno de estos perfiles cuenta, como es lógico, con autorización de las entidades de forma oficial para usar, por ejemplo, su logotipo. La movilización a través de las redes sociales llega horas después de que la administración Trump informase a la Agencia de Protección Ambiental de que debían enviar sus documentos y trabajos a la Casa Blanca antes de hacerlos públicos, según informó la agencia AP. Un movimiento muy polémico que podría limitar, de acuerdo con sus críticos, la libertad de investigación, un derecho no reconocido de forma expresa en la Constitución estadounidense, pero que está íntimamente vinculado con la libertad de expresión que protege la Carta Magna norteamericana.



Para acceder a la noticia,







En defensa de México


El presidente de México, Peña Nieto./ JOSÉ MÉNDEZ / EFE


Publicado en El País
EDITORIAL
27 de enero de 2017


La comunidad iberoamericana debe apoyar a un socio acosado por Trump


La cancelación por parte del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, de su visita a Estados Unidos, inicialmente prevista para el próximo martes, es la única respuesta lógica ante la agresividad que el presidente Trump viene manifestando contra su país y sus gentes, a los que ha acusado en repetidas ocasiones de ladrones y criminales.

Muchos sostuvieron que la retórica electoral de Trump pasaría a un segundo plano una vez conquistada la Casa Blanca, inaugurándose entonces, como suele ocurrir en política, un proceso de ajuste entre las promesas de campaña y las limitaciones impuestas por la realidad a la acción de gobierno. Algunos de los que pensaban eso, como el propio Peña Nieto, ignoraron las abundantes señales de que Trump no era un candidato normal y prefirieron optar por una visión benigna y apaciguadora. Es lo que hizo el presidente mexicano pese a haberse reunido en su residencia oficial en Los Pinos en agosto pasado con el entonces candidato Trump en una incomprensible y desafortunada visita que no logró su aparente objetivo de lograr que este desistiera o matizara sus propósitos.

No ha hecho falta ni una semana tras su toma de posesión para que se confirme la voluntad de Trump de poner en marcha de forma inmediata y en su más pasmosa literalidad el núcleo duro de sus promesas relacionadas con lo que eufemísticamente se denomina control de la inmigración y las fronteras y que en realidad ampara una agenda racista y xenófoba de la cual México está siendo su primera víctima.

La construcción de un muro que separe totalmente México de EE UU, que además pretende hacer pagar a los mexicanos; la amenaza de instauración de aranceles punitivos a sus exportaciones; las presiones a las empresas estadounidenses para que desinviertan en México; o las amenazas de deportaciones de ciudadanos mexicanos afincados en EE UU, son medidas que, juntas, constituyen una agresión en toda regla a México.

Trump ha comenzado una presidencia que dice querer dedicar a restaurar la grandeza de su país, humillando repetidas veces a su vecino, más débil y más pobre, y amenazándole con una serie de acciones que sin duda provocarán grandes dificultades a los mexicanos.

Afortunadamente, los ciudadanos de México no están solos en esta difícil situación. Los alcaldes de las ciudades más importantes de EE UU, secundados por millones de estadounidenses de bien, han manifestado su intención de no colaborar con la política de deportaciones de Trump, incluso si ello significa ser privados de fondos federales.

Aunque quiera, México no podrá defenderse solo de la agresividad de un Trump cuya trayectoria vital está marcada por el peor matonismo político y empresarial. Por eso falta una voz alta y clara en defensa de México por parte tanto de Europa como, sobre todo, de la comunidad iberoamericana de naciones. Porque si todos esos foros regionales y sistema de cumbres que nos unen a México no sirven para hacer patente la solidaridad con ese país, cabe preguntarse entonces para qué sirven.



Para acceder a la noticia,






Premonición




El Roto / El País 




jueves, 26 de enero de 2017

España, un punto crítico del cambio climático


Paseo marítimo de Almenara (Castellón), seriamente afectado por el temporal / EFE



Publicado en El Mundo
Por Amado Herrero
25 de enero de 2017


Un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente señala las regiones del sur como "puntos críticos del cambio climático"

En España se estima que las pérdidas económicas relacionadas con el clima en las últimas tres décadas ascienden a casi 1.000 millones al año


Europa ha entrado en una era de fenómenos meteorológicos extremos. Así lo ha anunciado un informe presentado este miércoles por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) en el que se afirma que las olas de calor, inundaciones, sequías y tormentas serán cada vez más frecuentes e intensas en todo el continente como resultado del cambio climático. Además, el documento señala que las variaciones en el clima global ya han comenzado a tener un impacto negativo en la salud, la naturaleza y la economía comunitarias.

Los expertos advierten que el sur del continente será un "punto crítico", una de las zonas que sufrirá con más intensidad las consecuencias del cambio climático. "Los datos sobre el clima aparecidos en estos últimos años enfatizan lo urgente que es mitigar y adaptarse al cambio climático", explica Hans-Martin Füssel, coordinador de la investigación.

Las regiones meridionales ya están registrando un mayor aumento en las temperaturas máximas y menores niveles de precipitaciones, así como una disminución del caudal de los ríos. La combinación de estos factores incrementa sensiblemente la aparición de sequías -el informe apunta al norte de España como zona de riesgo- lo que se traducirá en daños en los cultivos, deterioro de la biodiversidad y un mayor riesgo de incendios forestales.

Los responsables del estudio instan a los gobiernos e instituciones comunitarias a adoptar políticas y estrategias más efectivas y flexibles para adaptarse a esta nueva realidad. Señalan que el éxito de estas medidas será crucial para atenuar el impacto del cambio climático en la salud de los ciudadanos europeos, así como en la economía del continente. "Una gestión adaptada implica planes que se ajusten a estas circunstancias cambiantes", explica André Jol, responsable del grupo de vulnerabilidad y adaptación de la AEMA, "y que tenga en cuenta la incertidumbre sobre el futuro y se actualice constantemente con nueva información basada en la monitorización y evaluación".

Efectos en la salud y la economía

Entre esos efectos se encuentran las olas de calor y los cambios en la distribución de enfermedades infecciosas. En países del entorno mediterráneo como España, Grecia y Chipre se espera un incremento en la mortalidad relacionada con altas temperaturas. La propagación de insectos, como garrapatas y otros portadores de enfermedades (como el mosquito tigre asiático) incrementará el riesgo de contraer patologías como la encefalitis transmitida, el virus del Nilo occidental, o el dengue. Por otro lado, se espera que aumente el número de inundaciones que a lo largo de la última década ya han provocado millones de lesiones, muertes y enfermedades en toda Europa.

Los efectos del cambio climático también pasarán factura a los bolsillos de los europeos y a las arcas comunitarias. De acuerdo con los datos que maneja la AEMA, los fenómenos extremos relacionados con el clima han costado más 400.000 millones euros en Europa desde 1980. En España la cifra se eleva a casi 1.000 millones al año y las previsiones dicen que los daños en la región mediterránea son los que más van aumentan en la próxima década. Las estimaciones para 2050 hablan también de incrementos en la demanda de agua y en el consumo energético, especialmente en verano.

El informe también recuerda que los efectos del cambio climático fuera de las fronteras comunitarias tendrán consecuencias en su interior, debido a los fenómenos migratorios, a la inestabilidad geopolítica y las amenazas a la seguridad. "Ahora somos más conscientes de la vulnerabilidad de Europa respecto acontecimientos relacionados con el clima fuera de Europa", concluye Füssel.

Impacto en la biodiversidad

El informe detalla que numerosas especies de animales y plantas están experimentando cambios en sus ciclos vitales y en sus patrones migratorios. En España, algunos insectos como la abeja melífera (Apis mellifera) están adelantando cada año su aparición, un fenómeno relacionado con primaveras cada vez más cálidas. En la cordillera pirenaica, las hayas (Fagus sylvatica) aparecen hoy a altitudes 70 metros superiores de lo que ocurría en 1940. Además, los cambios en los ecosistemas están ayudando a algunas especies invasoras a consolidarse en nuevos hábitats.

El incremento del nivel del mar convierte a las zonas costeras y las llanuras aluviales en "puntos críticos", al aumentar el riesgo de inundaciones. Especies marinas, incluidas poblaciones claves para el sector pesquero, también están migrando cada vez más al norte y la acidificación de los océanos amenaza con crear "áreas muertas" frente a los litorales europeos….


Para acceder a la noticia COMPLETA,






¿Por qué la Iglesia de Inglaterra está apoyando el fracking?


El Arzobispo de Canterbury Justin-Welby



Publicado en Left Foot Forward
Por Jonathan Bartley
24 de enero de 2017


Debemos rezar para que repare sus caminos, dice el co-líder del Partido Verde Jonathan Bartley


"Donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón", dice Mateo en el primer libro del Nuevo Testamento. Bueno, la semana pasada el corazón de la Iglesia de Inglaterra parecía haberse enredado con la sucia, peligrosa e innecesaria búsqueda del fracking.

La Iglesia de Inglaterra se convirtió en la última animadora del fracking, publicando un documento informativo que respalda la perforación en la tierra como una forma de transferir a la Tierra una economía baja en carbono.

Ese documento se envía a los oficiales ambientales en cada diócesis en el país. No sólo está Donald Trump, que entró en la Casa Blanca con una cohorte formada por quienes niegan el cambio climático , también los expertos del tiempo acaban de confirmar 2016 como el año más cálido jamás registrado .

Es asombroso que por encima de esto ahora tenemos que luchar contra una mayor amenaza del fracking apoyado por la Iglesia – una entidad que debe estar liderando la lucha para proteger el mundo en que vivimos.

La Iglesia de Inglaterra posee 100,000 acres de tierra y las empresas de fracking ya las están observando después de las noticias de hoy - lo que significa que el fracking podría literalmente muy pronto estar en nuestros propios patios traseros.

Si bien el documento de información se refiere a la controversia que rodea el fracking y referencia las "preocupaciones legítimas" que tienen varios grupos e individuos, el apoyo "tentativo" y "cauteloso" de la Iglesia es sin embargo un apoyo.

Al no oponerse a la tecnología, la Iglesia se ha abierto a la presión de los exploradores de gas de esquisto. Dar el acceso de la industria a esta tierra para la perforación sería desastroso para nuestro medio ambiente, seguridad y economía. La Iglesia no debe ceder a la tentación.

Los problemas con el fracking están bien documentados. Puede causar contaminación y escasez de agua, así como la contaminación del aire y del suelo. El fracking acelerará peligrosamenteel cambio climático, empeorará nuestra dependencia de combustibles fósiles cada vez más costosos y perderá la inversión en las fuentes de energía limpias que necesitamos - y los miles de empleos resultantes.

También socava completamente los compromisos climáticos internacionales de limitar el calentamiento a dos grados como se hizo en el marco del Acuerdo de París sobre Cambio Climático.

La Iglesia sólo ha entrado en el debate porque las comunidades afectadas por las aplicaciones de exploración pidieron orientación y liderazgo. Pero ser un buen líder significa hablar en voz alta cuando algo está mal y tomar una posición para proteger a las personas y a las comunidades del daño.

La Iglesia de Inglaterra es una organización poderosa y su influencia llega a la vida cotidiana de millones de británicos. Tiene una oportunidad real de allanar el camino para llevar hacia adelante las energías renovables y reforzar la inversión crucial para un futuro de bajo carbono.

En lugar de eso desperdicia esta oportunidad apoyando una tecnología anticuada, sucia y costosa como es el fracking.

Esta no es la primera vez que la Iglesia ha arrastrado los pies en la lucha contra el cambio climático. Retiró dinero de las industrias del petróleo y el carbón térmico de las cenizas de alquitrán después de una campaña de desinversión global en 2015, pero informó que tiene unos asombrosos 101 millones de libras esterlinas invertidos en Shell y 91,9 millones de libras esterlinas en BP.

Donde está el dinero de la Iglesia de Inglaterra, allí también estará su corazón - imagínese la diferencia que podría hacer este dinero si fuera invertido en energías renovables.

Hace sólo quince días la Iglesia, junto con el Fondo de Pensiones de la Agencia de Medio Ambiente y varios gestores de activos, lanzó una iniciativa para clasificar a las empresas sobre la forma en que tratan los riesgos de emisiones de carbono. Deshacer este paso positivo expresando el apoyo a la fractura hidráulica es absurdo.

Sólo hay un lugar donde los combustibles fósiles pertenecen y deben estar - en la tierra. La creencia de que el fracking nos ayudará a la transición a una economía de bajo carbono está horriblemente equivocada.

El cambio climático es la mayor amenaza a la que nos enfrentamos. Las elevadas temperaturas de 2016 no fueron sólo propias de ese año, 16 de los últimos 17 años han roto el mismo récord. El hecho es que estamos en medio de una crisis climática y, sin una acción urgente, sólo va a empeorar.

Todos debemos rezar para que la Iglesia de Inglaterra pueda reconsiderar su posición sobre el fracking y en su lugar poner su fe en las renovables.


Jonathan Bartley es co-líder del Partido Verde y ex co-director del think tank religioso Ekklesia. Tweets @Jon_Bartley



Para acceder a la noticia,





miércoles, 25 de enero de 2017

La bandera del soldado Rodríguez vuelve a casa



Liliana Rodríguez, con la bandera de su abuelo, en el Museo del Ejército, ante el óleo 'La despedida', de José Cusachs. / BERNARDO PÉREZ /EL PAÍS



Publicado en El País
Por Manuel Morales
25 de enero de 2017



Una argentina dona al Museo del Ejército el estandarte que su abuelo gallego portó en la Guerra de África


Como dice la bonaerense Liliana Hebe Rodríguez, la historia de su familia y de la bandera militar que les ha acompañado desde hace casi cien años es de cuento. Así que, había una vez un gallego, César Rodríguez Pardo, de la localidad orensana de A Bugariña, el mayor de siete hermanos, que fue reclutado, como miles de jóvenes españoles, con solo 20 años, en 1921, para luchar en Melilla, en aquella carnicería que fue la guerra de África. Liliana Rodríguez, profesora en Ciencias Políticas, nacida en 1955, cuenta que su abuelo estuvo cuatro años en el frente y que padeció malaria y tifus, entre otros males.

Cuando César Rodríguez se licenció, volvió a Galicia y trajo consigo una bandera (de unos 60 centímetros por 80), con los colores de la enseña nacional y el escudo. Era de las de tipo "percha  o mochila", señala Beatriz Jiménez Bermejo, conservadora-jefe del departamento de Uniformidad y Simbología del Museo del Ejército, en Toledo. En la bandera aparece el nombre del Regimiento de Infantería Ceriñola número 42, "que sufrió grandes pérdidas en la guerra de África y tuvo un papel importante en el desastre del Annual", añade Jiménez. Esa tela se entregaba a cada soldado, que la usaba "para cubrir las pertenencias en los campamentos, o señalizar la posición", explica, "o para cubrir su rostro en caso de fallecimiento en campaña cuando era enterrado". Jiménez subraya que ese estandarte —hoy con unas cuantas manchas marrones pequeñas y una raja en el centro— "tiene un gran valor histórico por el momento que representa y por su uso concreto en el Ejército español".

César Rodríguez siguió su vida, se casó con Perfecta González y tuvieron un hijo, al que llamaron como al padre, nacido en Soutelo (Ourense), el 18 de junio de 1927. Sin embargo, la pobreza les llevó a sumarse a la diáspora de gallegos que partieron, primero él, luego ella, a Argentina en busca de un mundo mejor. El matrimonio dejó al niño, que tenía un año, al cuidado de los abuelos. La bandera también quedó en España.

Los padres y su pequeño vivieron distanciados la Guerra Civil. Liliana desconoce por qué sucedió así. Su relato continúa recién terminado el conflicto, cuando el matrimonio sacó a su hijo del país para que se reuniera con ellos en Argentina. El 4 de mayo de 1939, con 11 años, el niño fue en tren desde Galicia a Barcelona. Allí lo recibió un tío —un republicano que murió en Perpiñán, en la II Guerra Mundial— que lo embarcó en el Vulcania, un barco italiano que había partido de Génova. Desde Galicia, la abuela había mandado una carta a Buenos Aires anunciando la llegada de su nieto. Como el niño y sus progenitores no se habían visto, apenas en unas fotos, el pequeño llevaba la bandera que su padre había traído de África para que lo reconociesen en la cubierta del Vulcania. “Esa bandera era su salvoconducto".

Tres semanas en barco

Después de casi tres semanas de navegación, el chaval llegó por fin al puerto de Buenos Aires, atestado de familiares. El niño empezó a correr de proa a popa agitando su bandera hasta que el muelle quedó vacío. Nadie le respondió abajo. “La carta que informaba de la llegada de mi padre se había demorado, por eso nadie lo esperó”. Desesperado, pensó que lo mejor era regresar a España, como polizón. “Se escondió junto a unas sogas de amarre, hasta que lo encontró el capitán del barco”. Finalmente, lo dejaron en el hotel de Inmigrantes, construido cerca del embarcadero para alojar a los que llegaban al país. “Estuvo tres días despierto y sin comer, mirando por una ventana, hasta que vio entrar en el edificio a un hombre que creyó podía ser su padre, y salió corriendo”. Así se reencontraron.

Aquel niño estudió Farmacia y Bioquímica en la Universidad de Buenos Aires y se casó. Tuvieron que pasar muchos años para que él le entregara aquella bandera, “que había sido el paño de lágrimas” de su padre en las tres noches de hotel. “Un día me la dio y jamás volvió a preguntarme por ella. No llegamos a hablar de mi proyecto de devolverla a España”. Su padre falleció en 2011, a los 84 años.

Ayer, martes, Liliana Hebe Rodríguez pudo cumplir lo que deseaba hacía años. En el Museo del Ejército, en un breve pero emotivo acto, donó dos fotos de su abuelo y "una carta de amor" a su novia a la institución, con la que se había puesto en contacto meses atrás. El encargado de recibir el material fue el coronel jefe del Área de Documentación, Pedro Pérez. Ahora se iniciará el procedimiento para que forme parte de los fondos un estandarte del que, según Jiménez, “solo hay otros cuatro ejemplares” en el museo. Liliana, tras entregar la bandera, al  borde de las lágrimas, dijo: “Mi padre estará feliz, y mi abuelo, más. Misión cumplida".


Para acceder a la noticia,




Para acceder a otras entradas del BLOG relacionadas con la NOTICIA,






Investigación de la Universidad de Alberta muestra que los fluidos de la fracturación causan daño "significativo" en los peces


Los investigadores expusieron a la trucha arco iris a los niveles "sub-letales" de productos químicos de la fractura hidráulica. (World Fish)



Publicado en CBC News
Por Bob Weber
24 de enero de 2017



La investigación ha encontrado que los líquidos liberados de los pozos de fracking de petróleo y gas pueden dañar a los peces, incluso a bajas concentraciones.

"Cuando ponemos estos fluidos para el fracking, los propios fluidos generan productos químicos que tienen efectos biológicos perjudiciales", dijo el biólogo de la Universidad de Alberta Greg Goss.

Desde hace tiempo se sabe que los productos químicos utilizados en la fractura hidráulica - que utiliza fluidos a alta presión para fracturar formaciones de roca y liberar petróleo y gas - son tóxicos para el medioambiente. Goss y sus colegas realizaron un estudio que tomó en cuenta el grado de toxicidad que presentaba el agua que fluía de una perforación de fracking.

"El riesgo real viene del proceso de eliminación, cuando (las empresas) trasladan el agua con un camión o mediante una tubería a un nuevo sitio," dijo Goss el martes. "Si tenemos un derrame, ¿cuáles son las preocupaciones que deberíamos tener?".

Su documento señala que Alberta ha experimentado más de 2.500 de tales derrames entre 2011 y 2014.

Los investigadores expusieron a la trucha arco iris a los niveles "sub-letales" de tales fluidos. Los niveles fueron destinados a simular la exposición en los peces u otros organismos a que estarían sujetos a partir de una fuga en la tubería o de un derrame de cerca de un cuerpo de agua.

Incluso a diluciones tan bajas como 2,5 por ciento - 2,5 litros de agua del proceso en 100 litros de agua dulce – los peces mostraron un impacto significativo en el hígado y las branquias.

Goss define el efecto como "estrés oxidativo". Eso significa que los productos químicos en el agua fuerzan el envejecimiento del hígado y las células y mueren más rápidamente.

"El estrés oxidativo está asociado con el daño a las membranas", dijo.

Algunos productos químicos en el agua, absorbidos por los peces, se han demostrado como causantes de perturbaciones hormonales en otros estudios.

"Hay efectos de alteración endocrina potencialmente implicados en algunos de los productos químicos involucrados en eso", dijo Goss.

"Existe la posibilidad de que algunos de los efectos de los fluidos puedan ser similares a los que se ven a partir de aguas residuales urbanas, donde es posible ver la feminización de los animales."

Los efectos fueron amplificados por la presencia de sedimentos en el agua.

Goss dijo que podría significar que los organismos en el fondo de los lagos o los lechos de los ríos podrían tener un mayor riesgo que el pescado.

El filtrado los sedimentos podrían ser una manera de que la industria reduzca la toxicidad de su agua en el proceso antes de que sea transportada, sugirió.

El estudio señala que las pruebas se realizaron en el agua de un pozo específico operado por Encana (TSX: ECA). La composición exacta de los fluidos de fractura hidráulica varían de una empresa a otra - e incluso de un pozo a otro - y es un secreto comercial muy bien guardado.



Para acceder a la noticia,





Trump resucita dos polémicos oleoductos frenados por Obama



Donald Trump en el Despacho Oval. JONATHAN ERNST (REUTERS) / VÍDEO: REUTERS-QUALITY




Publicado en El País
Por Amanda Mars en New York
24 de enero de 2017


"El ecologismo está fuera de control", dice el presidente de Estados Unidos


Donald Trump firmó este martes dos órdenes ejecutivas para resucitar los proyectos de construcción de dos polémicos oleoductos –el Keystone XL y Dakota Access-, que la Administración de Obama frenó con el daño medioambiental como argumento. La medida refleja el giro que el nuevo Gobierno estadounidense da también en este ámbito, si bien el presidente advierte de que “renegociará” las condiciones de la obra. Un rato antes, en una reunión con ejecutivos de la automoción, dijo que "el ecologismo está fuera de control”.

El giro proteccionista de su política económica también impregna el asunto de los oleoductos de la discordia, ya que en otro decreto el presidente también plantea que estos nuevos sistemas de tubos deben producirse en Estados Unidos, con material estadounidense. “Compra productos americano, contrata a trabajadores americanos”, dijo en su discurso inaugural, y en esa misma línea se expresó este martes mientras rubricaba los decretos.

“Vamos a renegociar algunas condiciones”, dijo el republicano, “y si les gusta, veremos si podemos construir ese oleoducto, [habrá] muchos empleos, 28.000 estupendos empleos de construcción”. “Vamos a devolver al trabajo a un montón de trabajadores del acero”. “Vamos a construir nuestros propios tubos, como en los viejos tiempos”, enfatizó el empresario neoyorquino, que ha convertido la vuelta a la América más fabril en uno de los ejes de su política.

El bloqueo del macroproyecto Keystone –la ampliación de un tubo que transportaría petróleo desde Canadá hasta el golfo de México- fue una victoria del movimiento ecologista tras años de batalla. La compañía TransCanada lo presentó en 2008 y salió adelante en el Congreso en 2014, gracias a la nueva mayoría republicana, pero Obama lo acabó vetando.

El Dakota Access, que movilizó a la tribu sioux de Dakota del Norte porque afecta a su reserva, se frenó por decisión del presidente demócrata el pasado septiembre, a la espera de cómo el caso avanzaba en los tribunales. El tubo uniría Dakota, un estado clave en el boom del fracking (la polémica técnica de fractura hidráulica del subsuelo), con Illinois pero, según los sioux, atravesaría tierras ancestrales y contaminaría sus aguas.

Los detractores del Keystone XL –un proyecto que supone ampliar en 1.900 kilómetros la tubería, hasta sumar más de 2.700-, argumentan que el petróleo que se transporta resulta muy contaminante y que, además, la obra supone atravesar espacios protegidos y no hace sino aumentar la dependencia de las energías fósiles. Sus defensores esgrimen las decenas de miles de empleos que se crearán y el abaratamiento de la energía para las empresas. El tramo paralizado uniría Alberta (Canadá) con Nebraska hasta conectar con otro tramo ya existente que llegaría al golfo de México y permitíra transportar 830.000 barriles diarios.

Giro en política ambiental

Trump cumple así, en los primeros días de su presidencia, otra de sus promesas electorales, que era impulsar este tipo de obras. El republicano se alinea en este caso con la filosofía de su partido, que era favorable al oleoducto, aunque se desmarca al poner como condición la producción doméstica del proyecto, en línea con ese giro proteccionista que sí rompe el credo conservador y que el día anterior se hizo palpable con la retirada del tratado comercial pacífico (TPP)….



Para acceder a la noticia COMPLETA,